22 de Enero del 2019

10-12-2018

Con la faena atenuándose ¿Por qué sube la participación de hembras?

 

Si bien alcanzó el 47,6% en noviembre, no hay liquidación. El crecimiento obedece a que el procesamiento de machos viene cayendo en los últimos meses. Qué pasará en 2019.

Con la faena atenuándose ¿Por qué sube la participación de hembras?

En noviembre se despacharon a faena 1,1 millones de cabezas, 9% menos que en octubre y 2% menos que hace un año.

Si se ajusta por el número de días hábiles, la disminución frente a octubre se reduce, pero sigue siendo negativa en 4%.

En tanto, tras 17 meses seguidos con aumentos interanuales, noviembre es el segundo mes de este último trimestre, junto a septiembre, que marca caída.

Participación de hembras

En noviembre se vio un nuevo aumento en este parámetro, al alcanzar 47,6% del total. Es el cuarto mes de incrementos continuos, con lo que empató la relación observada en junio.

En la última medición, hubo 4% más de hembras que hace un año, una baja muy fuerte en la variación desde el pico de 31% anotado en abril. Las mediciones móviles de a tres meses también llevan seis meses de moderación (21% de aumento a junio versus 8% de este último trimestre) así como las mediciones de a 12 meses móviles, que llevan una reducción mucho más gradual, pero que bajaron del 15% a junio frente al 13% de ahora.

Esto contrasta con el mencionado aumento en la participación. En nuestra interpretación, se trata de que la faena de machos se redujo de manera mucho más marcada y que no responde al hecho de que estemos encarando a un proceso de liquidación.

No obstante, no debe dejar de señalarse que en la trayectoria de a 12 meses móviles, la participación de hembras está muy próxima al pico de fines de 2014.

Como esta interpretación puede ser opinable, mostramos dos gráficos que reflejan la faena de hembras en términos interanuales y su participación absoluta, para que cada uno pueda hacer su propio análisis.

Algunas conclusiones

Este año terminará con una faena que será 6-7% mayor a la del año pasado, tras otro aumento del 8% anotado en 2017.

En buena medida, esta evolución va en línea con el incremento de las existencias que se fue acumulando en los últimos seis o siete años.

En cambio, para 2019 no estamos previendo una nueva alza en la faena, con lo que la oferta total en el mercado interno será menor que en el actual -ya que las exportaciones se llevarán algo más. Esto permitirá mejorar los precios reales de la hacienda, ayudado por la salida de una recesión tan marcada como la actual.

Todo este conjunto permitirá seguir con el gradual crecimiento de las existencias.

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *