Reapertura exportadora: un decreto más restrictivo que lo previsto y que profundiza incertidumbres

//Reapertura exportadora: un decreto más restrictivo que lo previsto y que profundiza incertidumbres

Reapertura exportadora: un decreto más restrictivo que lo previsto y que profundiza incertidumbres

2021-06-24T09:25:56-03:0024 de junio, 2021|7 comentarios
Lic. Miguel Gorelik.

Lic. Miguel Gorelik.

Ayer se publicó el Decreto 408/21, por el que se establecen prohibiciones para exportar ciertas carnes, cupos y se encomienda la confección de un programa de estímulo y desarrollo para la cadena de la carne vacuna, con incentivos especiales.

En detalle, prohíbe hasta el 31 de diciembre la exportación de los siguientes productos: reses, medias reses y cuartos delanteros y traseros, inclusive incompletos, asado con o sin hueso, falda, matambre, tapa de asado, cuadrada, paleta y vacío.

Además, se establece un cupo máximo mensual de exportaciones equivalente al 50% de lo embarcado, en promedio, entre julio y diciembre de 2020. Si bien la restricción es hasta el 31 de agosto, la misma es prorrogable hasta el 31 de diciembre mediante resolución ministerial.

Se exceptúa de esta limitación a las cuotas asignadas por otros países a la Argentina y a las “exportaciones” desde el continente al área aduanera de Tierra del Fuego y viceversa.

Por otro lado, les da 30 días a los ministerios de Desarrollo Productivo y de Agricultura para que definan un programa de estímulo y desarrollo para todo el sector, con incentivos especiales.

Por último, crea la Mesa de coordinación del sector cárnico, integrada por un representante de los dos ministerios antes nombrados, SENASA y AFIP para seguir analizando la evolución de los temas tratados en el decreto.

Entre dudas y errores

La prohibición de los mencionados cortes no diferencia entre novillos y vacas de cualquier categoría, lo que constituye un error, dados los objetivos perseguidos sobre precios internos de la carne.

Además, algunos de esos productos son fácilmente fiscalizables, pero otros no. La exportación de carne en manta, especialmente de vaca, no permite un análisis muy claro sobre la inclusión o no de algunos de ellos.

Dos de los cortes proscriptos representan el 25% de la carne que se vende a Israel. Mercados como el chino, el chileno y el estadounidense compran habitualmente algunos de esos cortes, difíciles de separar del paquete a negociar.

Falta una detallada reglamentación de cómo, del universo del 50% de los tonelajes embarcados entre julio y diciembre pasados, se baja a los límites de cada empresa y de cada tipo de productos. No se da ninguna pista de lo que puede suceder con una empresa nueva o del destino de lo que han exportado empresas que, supuestamente, el Estado detectó subfacturando o dejando de ingresar las divisas y están o estarán fuera de las posibilidades de operar.

Mientras tanto, puede pasar un lapso considerable hasta que las empresas puedan tener la certeza de los permisos que pueden gestionar, con sus consecuencias sobre el nivel de empleo, por ejemplo.

Desde nuestra perspectiva, la medida alcanza sólo hasta el 31 de agosto, sin ninguna indicación hacia adelante, por la inseguridad de los funcionarios acerca de cómo pueden resultar las cosas y para quedar libres de manos para prorrogar las restricciones o profundizarlas. Sería un milagro que no fuera extendida al llegar a ese mes.

En cuanto a lo que queda fuera de las señaladas limitaciones, se mencionan a los cupos arancelarios que otros países han dado al país. En estricto sentido, esto incluye a la cuota Hilton, a la cuota de EE.UU. y a la de Colombia, que es muy pequeña. Quedarían excluidas la cuota 481 y las exportaciones de carne kosher a Israel, que se mencionaron insistentemente en sentido contrario.

También el decreto hizo caducar todos los permisos de embarque autorizados previamente a la suspensión, que hasta ahora permitieron que muchas plantas siguieran trabajando y exportando, logrando 78 mil tec en mayo, la marca mensual más importante de 2021.

Tratando de cuantificar

El 50% del promedio mensual de lo exportado entre julio y diciembre es de 28.500 toneladas peso embarque. Si a esto se le suman la proporción media de cuotas Hilton y EE.UU. se llega a casi 33 mil t, equivalentes a 50 mil con hueso ó 600 mil por año, un 33% menos que las ventas de 2020.

Si, además, la cuota 481 y las ventas a Israel quedaran permitidas fuera del cupo, se apuntaría a 650 mil tec por año, aún así, un fuerte mazazo contra la satisfacción de los clientes argentinos, el ingreso de divisas, la demanda de mano de obra y las expectativas de toda la cadena, todo esto con un resultado incierto en materia del precio de la carne en el mercado interno.

El ausente debate sobre la carne

Este es el resultado, hasta ahora, de un debate que, tanto desde el sector público como desde el privado, careció de conceptos claros y estuvo plagado de lugares comunes y mitos urbanos.

Que la carne de vaca no la come nadie acá (qué pasaba hasta hace sólo 4 ó 5 años, antes de que China nos comprara?), que los precios internacionales están ejerciendo una fuerte presión sobre la hacienda, que las trapisondas de un grupito de empresas que pueden haber subfacturado exportaciones o dejado de ingresar divisas son responsables de esta situación (existe legislación y organismos específicos para combatir estos delitos), que sólo interesa la carne vacuna al analizar el consumo de proteínas animales de la población, que todos, pobres y ricos, necesitan tener carne barata.

Entre las ausencias en este debate, se destaca el hecho de que más del 60% de la carne producida en la Argentina es inexportable, porque se genera con la tara de que los animales son faenados en plantas que no tienen habilitación para exportar, dada la enorme cantidad de mataderos que no alcanzan a estándares mínimos. Es decir, que esta discusión es sobre una parte menor del producto total.

¿Un plan ganadero creíble?

Otro aspecto para ir comentando es el objetivo del nuevo “plan ganadero”, con ministros afirmando muy sueltos de cuerpos que se pretende llegar a 5 millones de toneladas de producción. ¿De dónde habrá salido ese número mágico?

Durante las décadas de 1990 y de 2000, el crecimiento exponencial de la ganadería brasileña resultó del 2,5% anual (en la década de 2010 fue algo menor).

Si lográramos la misma tasa de crecimiento, tardaríamos 18 años en alcanzar esas 5 millones de toneladas. La diferencia es que los brasileños tuvieron un contexto de aliento a esa producción, no sufrieron casi constantes derechos de exportación, no pasaron por 9 años de severas restricciones a las exportaciones ni por una segunda experiencia en el mismo sentido, sólo cuatro años después de terminada la primera.

Aún en el supuesto de que los inversores argentinos (ganaderos, frigoríficos y todos los demás estamentos) tuvieran amnesia ¿realmente se va a sacar en 30 días un plan para las próximas dos décadas?

Además, ¿de qué números sale la factibilidad de que el mercado argentino consumirá 3 millones de toneladas de carne vacuna más la creciente masa de carne aviar y porcina que sigue aumentando?

O que el mercado mundial demandará 2 millones de toneladas de carne argentina, que sólo el líder del mercado mundial puede colocar a precios medios relativamente bajos. Y especialmente de un proveedor, como nosotros, que ha fallado en casi la mitad de los años de este siglo.

Si los objetivos son tan poco creíbles, habrá que ver cuáles son las herramientas que aparecen.

Lo que dará lugar a nuevos comentarios.

Por Lic. Miguel Gorelik, Director de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

7 Comentarios

  1. Carlos Mayer junio 24, 2021 at 11:15 am - Responder

    Siempre decía mi abuelo: “QUE PODES ESPERAR DE UN BURRO QUE NO SEAN PATADAS”

  2. oscar fernandez junio 24, 2021 at 12:57 pm - Responder

    Felicitaciones Miguel . Es una lástima que el gobierno no consulta con los conocedores de lo que son los mercados mundiales y si lo hace se ciegan y adoptan de todas maneras medidas que pueden en el muy corto plazo incrementar la oferta de carne localmente. Una carne que normalmente no comen los consumidores de mayor poder adquisitivo . Las vacas conserva o manufactura se vendían antes de la aparición de China para producir enlatados ( Corned Beef básicamente) y carnes cocidas congeladas ambas para exportación. Esto ya no existe. También para Rusia crudas en cuartos sin hueso en block y por supuesto que algo quedaba en el país para chacinados, , hamburguesas y consumo directo sin industrializar pero estas alternativas no alcanzan para que esas vacas tengan un precio interesante. Se sabe que la temporada de oferta importante de esas vacas ya va terminando. Hacer una integración para un novillo pesado tipo Hilton sin contar con el Kosher será complicado. Menos mal que no se les ocurrió prohibir también garrones , torguitas y brazuelos que son los cortes mejor pagos por los chinos. El problema de los cortes combinados no es menor. Quiero pensar que en vista de que los cortes en los mostradores de las grandes ciudades no cambiarán substancialmente que tal vez a fines de agosto se revise el tema y que el daño se acote

  3. Fernando Falco junio 24, 2021 at 6:19 pm - Responder

    Por favor pidamos a los dirigentes que explique que el productor no fija el precio de la hacienda que vende,
    Cuando un novillo esta gordo, cuanto lo puedo demorar en vender??? una semana??? Debo venderlo me guste el precio o no.
    Entonces de que hablan los funcionario de la “los cotos de la cadena”

  4. Marcelo junio 24, 2021 at 7:21 pm - Responder

    Si necesitaba una ultima señal para vender todo e irme era esta. Gracias a este gobierno comunista, populista y corrupto! 10 años invirtiendo y arriesgando para que todo termine en la basura. Me saco el sombrero por ustedes los valientes que se quedan, pero ya es demasiado para mi.
    Saludos

  5. Juan de hagen junio 26, 2021 at 9:23 am - Responder

    El único plan ganadero que funciona es cuando hay PRECIO el resto es para armar cotos de cazas para funcionarios corruptos

  6. Carlos Orellana junio 27, 2021 at 12:50 am - Responder

    Para los Ganaderos todo es el Precio pero No la Producción Eficiente Mas Terneros Mas Kilos y Valor Agregado, Salir de la Aftosa cumplir con los Protocolos de Piases de mayor Valor. No somos Ganaderos en Referencia a otros piases con los malos índices que tenemos. SOLO UNA LEY GANADERA NOS HARA CUMPLIR LO QUE ES OBLIGACION DEL EMPRESARIO ??? Dr. ing Agr y Zootecnista Profesor Carlos R Orellana

  7. EL TABANO GANADERO junio 28, 2021 at 11:33 am - Responder

    Teniendo en cuenta las casi 18 MM de has .desplazadas libre y sanamente por decisiòn empresaria del sector, de la ganadería migrándolas a la agricultura (soja principalmente) de tierras aptas para terminación a pasto y/o la mayoría de ellas destinadas a la recría, como se lograra el crecimiento del frame de los animales, cuando este proceso intermedio en confinamiento es absolutamente no viable en términos económicos para su terminación posterior también confinados, elevando el peso de faena, por ejemplo a los niveles del Uruguay,
    Plan Ganadero 5 MM de toneladas; siguen las bombas de humo, para distracción y ganar tiempo sin oírse firmes posturas y críticas descarnadas que se debieran expresar cuando se escuchan estos dislates
    EL TABANO GANADERO

Dejar un comentario