Para estar atentos: qué enfermedades aumentaron en Uruguay por la sequía

//Para estar atentos: qué enfermedades aumentaron en Uruguay por la sequía

Para estar atentos: qué enfermedades aumentaron en Uruguay por la sequía

2023-02-16T09:15:12-03:0010 de febrero, 2023|0 comentarios

La Unidad de Registros de Diagnósticos Veterinarios (DILAVE), del ministerio de Ganadería de Uruguay (MGAP), realizó un informe sobre las enfermedades del ganado que aumentaron su incidencia producto de la sequía.

El trabajo fue posible gracias a que la Unidad mantiene registros históricos sistematizados de las enfermedades animales diagnosticadas en Uruguay en los últimos 50 años por los cuatro laboratorios oficiales (Montevideo, Paysandú, Tacuarembó, Treinta y Tres).

Los diagnósticos están georreferenciados y abarcan todo el país, siendo Uruguay uno de los pocos países en el mundo con un sistema de registros históricos de alcance nacional.

Para realizar el informe se comparó la morbilidad relativa de los años normales versus períodos de sequía extrema (1988-1989, 1999-2000, 2008-2009, 2017-2018 y 2022-2023), y se confeccionaron mapas de riesgo de las enfermedades con diferencias estadísticas significativas (p < 0,01). Por otras enfermedades de sequía se recomienda consultar al Laboratorio.

No se incluyeron en el mismo los nuevos brotes de intoxicación ocurridos en ovinos por la ingesta de escarabajos “Siete de oro” (Astylus spp), ya que la enfermedad fue comunicada recientemente en un informe específico.

Carbunclo 

En el mapa se visualizan las zonas de alto riesgo de Carbunco para todo el país, de acuerdo a los datos históricos de la Unidad de Diagnóstico del MGAP / DILAVE.

En el mapa se visualizan las zonas de alto riesgo de Carbunclo para todo el país, de acuerdo a los datos históricos de la Unidad de Diagnóstico, DILAVE.

El carbunclo es una enfermedad zoonótica, causada por el Bacillus anthracis, y de la que ya se han constatado casos en las zonas de riesgo. Los animales se infectan a través de la ingestión de las esporas que permanecen contaminando el suelo durante largos períodos de tiempo.

La enfermedad es frecuente en Uruguay, con presentación recurrente en zonas específicas, generalmente localizadas en humedales y planicies de los grandes ríos (Río Uruguay, Arapey, Río Negro, Cebollatí, Santa Lucía, entre otros). La alta concentración de esporas en el suelo de estos campos provoca la aparición de brotes cuando ingresan a pastorear animales susceptibles. Los brotes se registran principalmente en verano, y aumentan significativamente en períodos de crisis forrajera de sequía, cuando los animales se ven forzados a comer cerca del suelo.

Los bovinos son la especie más afectada. Los animales son encontrados muertos, con presencia de corrimiento sanguinolento por boca, nariz y ano.

La vacunación anual es muy efectiva para prevenir y detener las mortandades. Debe tenerse en cuenta que la protección generada por las vacunas comienza entre los 8-10 días posteriores a su aplicación, de modo que durante este lapso todavía pueden producirse muertes, recomendándose no cambiar de potrero o mover los animales.

Intoxicación por duraznillo negro

Mapa de riesgo de la intoxicación por “duraznillo negro” en el ganado en épocas de sequía. Cestrum parqui en floración en verano. Fuente: Base de datos UNIRADD, 2023.

Mapa de riesgo de la intoxicación por “duraznillo negro” en el ganado en épocas de sequía. Cestrum parqui en floración en verano. Fuente: Base de datos DILAVE, 2023.

La intoxicación por la ingesta de Cestrum parqui L’Herit, conocida en nuestro país como “duraznillo negro”, aumenta significativamente en épocas de sequía por lo que varios brotes se han registrado últimamente. La planta crece bajo los árboles y la enfermedad es muy común en los montes nativos a orillas de los grandes ríos de todo el país (Río Uruguay, Cebollatí, Santa Lucía, Río Negro, etc). Si bien es poco palatable, en condiciones de sequía extrema los animales hambrientos ingresan a los montes en búsqueda de forraje e ingieren la planta que es altamente hepatotóxica.

Los animales afectados presentan agresividad, anorexia, dolor abdominal, temblores musculares y muerte 24 a 72 horas después del consumo. Para el diagnóstico se debe consultar al veterinario, siendo muy importante la necropsia y la remisión del hígado al laboratorio. No existe tratamiento. El control se basa en la suplementación de los animales y la identificación de los montes donde crece la planta para evitar el ingreso de animales hambrientos. La eliminación mecánica de la planta es difícil.

Hemoglobinuria bacilar

Mapa de riesgo de la clostridiosis Hemoglobinuria bacilar en el ganado. Fuente: Base de datos UNIRADD, 2023.

Mapa de riesgo de la clostridiosis Hemoglobinuria bacilar en el ganado. Fuente: Base de datos DILAVE, 2023.

Este mal, altamente letal en los bovinos adultos, está causado por Clostridium haemolyticum y ya se han constatado casos en las zonas de riesgo. La enfermedad ocurre cada primavera-verano y ha aumentado significativamente en la presente sequía. Las zonas de mayor riesgo se encuentran principalmente en campos bajos y humedales del este y noreste del país.

La enfermedad puede confundirse con el carbunclo porque ocurre aproximadamente en las mismas zonas y afecta las mismas categorías animales, por lo que para el diagnóstico debe consultarse al veterinario y remitir muestras al laboratorio regional. Existen vacunas autorizadas en plaza pero su eficacia es de 4-6 meses por lo que el plan de vacunación debe ajustarse en consulta con el profesional. La enfermedad se puede prevenir con un buen plan de vacunación.

Fiebre Catarral Maligna

Mapa de riesgo de la Fiebre Catarral Maligna en el ganado. Fuente: Base de datos UNIRADD, 2023.

Mapa de riesgo de la Fiebre Catarral Maligna en el ganado. Fuente: Base de datos DILAVE, 2023.

La Fiebre Catarral Maligna es una enfermedad letal de los bovinos pero de baja morbilidad. Está causada por el virus ovino Alcelaphine tipo 2. Los ovinos son portadores asintomáticos de este virus y actúan como transmisores de la infección a los bovinos. Éstos se infectan principalmente por el contacto directo con aerosoles de secreciones nasales de ovinos infectados, lo cual determina que la ocurrencia de brotes en bovinos esté relacionada con el pastoreo mixto de estas dos especies.

Tal como se observa en la imagen, las zonas de mayor incidencia de la enfermedad se concentran donde la relación ovinos/bovinos es más alta y donde el pastoreo mixto es frecuente. El aumento en épocas de sequía podría estar relacionado con un incremento del contacto entre ovinos y bovinos por cambios de manejo ante la escasez de agua y forraje (suplementación y abrevaderos compartidos). Aún no se han constatado casos de esta enfermedad en esta oportunidad, pero es importante informar los eventos sospechosos al servicio oficial.

Fuente: MGAP

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario