La carne nuevamente se quedó afuera de la tómbola del dólar agro

//La carne nuevamente se quedó afuera de la tómbola del dólar agro

La carne nuevamente se quedó afuera de la tómbola del dólar agro

2023-07-27T01:20:43-03:0027 de julio, 2023|0 comentarios
Miguel Gorelik.

Miguel Gorelik.

Esta semana el gobierno volvió a implementar una devaluación sectorial, con criterios tan subjetivos como en las tres oportunidades anteriores.

Las dos primeras se dirigieron a la soja y en la tercera se amplió con algunos productos agrícolas y otros de las llamadas economías regionales (¿hay algo más regional que la carne, que se produce en todas las regiones del país?).

Ya nos referimos en las oportunidades anteriores a las distorsiones, de todo tipo, que produce una medida como ésta. En esta ocasión, además, se destaca la incorporación del maíz y de una devaluación, por mayor carga impositiva, de diversas importaciones.

El objetivo es alentar más exportaciones y desalentar diversas importaciones por un motivo excluyente: la escasez de divisas para atender los requerimientos del país. Pero se lo hace de una manera arbitraria, donde quedan hijos y entenados.

Y todo para no usar una palabra “maldita” para esta administración: devaluación. Que la hacen igual, aunque de manera parcial, arbitraria, disfrazada y con consecuencias que no parecen haberse medido.

Hay sectores que se van a beneficiar con un tipo de cambio de $340 por dólar y en buena hora, aunque el valor actualizado del primer dólar soja es de $355, es decir que hasta en esta herramienta la devaluación va por detrás de la inflación.

Pero por otro lado muchos otros sectores quedarán castigados por los aumentos de costos de insumos importados.

El caso de la carne es bastante emblemático entre los perjudicados. No sólo va a seguir con un tipo de cambio que hoy es de $250 (obviamente incluyendo impuestos a la exportación) sino que en numerosos puntos le aumentan los costos, sea por el lado de insumos importados como por el lado del maíz, siendo el principal comprador del producto, tanto para hacer carne vacuna como aviar y porcina.

Por supuesto no es el único producto más penalizado. Otros usuarios del maíz como insumo (alimentos para animales y humanos, etanol, jarabe de maíz) clasifican en esta liga.

Es difícil pensar en un sector que no use insumos importados o con componentes del exterior, que se suman a esa lista.

En síntesis, por unas semanas más, a la alta inflación, la brecha cambiaria y todo otro tipo de desmanes económicos, hay que agregarle las nuevas distorsiones ahora introducidas.

El único consuelo es que, indefectiblemente, el andamiaje económico del país deberá ser cambiado a partir del próximo cambio de administración, de acá a poco más de cuatro meses.

Pero mientras tanto habrá que seguir con el día a día, en condiciones peores a las que había hasta la semana pasada, para muchos.

Lic. Miguel Gorelik, Director de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario