La Argentina se perdió de exportar 100 mil tec por USD270 millones en 2021, como mínimo

//La Argentina se perdió de exportar 100 mil tec por USD270 millones en 2021, como mínimo

La Argentina se perdió de exportar 100 mil tec por USD270 millones en 2021, como mínimo

2022-01-27T08:00:53-03:0027 de enero, 2022|2 comentarios

Las exportaciones argentinas totalizaron 65 mil toneladas equivalente carcasa (tec) en diciembre, 3% más que en noviembre y 9% menos que en diciembre anterior.

El precio promedio fue de USD5.800 por tonelada de peso embarque, 1% menos que en el mes previo y un sólido 45% más que un año atrás.

El precio promedio con base fija de mercados, que elude variaciones por cambios en el mix de destinos, fue, junto a noviembre, el segundo nivel de los últimos cinco años.

Es decir, estamos hablando de niveles de valores comparativamente muy altos, como se ve en el siguiente gráfico.

En la comparación con noviembre se destaca un aumento de 4,7 miles de t hacia China y 700 t hacia Israel, compensadas parcialmente por caída de 3,1 miles hacia Europa, entre los principales.

Contra diciembre del 2020, los principales destinos muestran caídas, comenzando por China, 2,2 miles de t; seguido por Brasil, 1,2 miles; Chile, 800 t; la UE, 400; e Israel, 300. Sólo EE.UU. registró un aumento de 1.000 t.

Los totales anuales

Con estos datos, 2021 completó 805 mil tec, casi 100 mil menos que en 2020 (898 mil).

Expresadas en toneladas peso embarque, se perdieron 48 mil, concentradas en China (38 mil) y en Rusia (12 mil), con pequeños cambios en los demás destinos. En el caso de China, hubo 85 mil t menos en ventas de carne congelada sin hueso y un aumento de 47 mil de carne con hueso, de valor sensiblemente menor.

Los demás mercados no observaron mayores cambios fundamentalmente porque que las cuotas Hilton, 481 y EE.UU. quedaron por fuera de la cuotificación vigente desde junio.

Esas casi 100 mil tec, a los precios promedio del segundo semestre de 2021 habrían representado USD270 millones en ingresos genuinos, que se decidieron descartar con la política aplicada, lo que es muy difícil de justificar.

Esto se trata de un cálculo conservador. Porque si se tiene en cuenta que en 2021 Uruguay aumentó sus exportaciones de carne vacuna en 32%, EE.UU. en 18% y Paraguay en 17%, el diferencial podría ser aún mayor ya que la Argentina no hubiera tenido un comportamiento distinto.

Sólo Brasil, de entre los principales actores, tuvo un retroceso del 10% porque se vio obligado a permanecer fuera de su principal mercado (China) durante un largo trimestre, por un accidente sanitario menor.

Además, la pérdida señalada sólo fue en materia de ingresos de divisas de exportación.

Si se agregan los valores que podría haber alcanzado la hacienda, las horas dejadas de trabajar, las inversiones demoradas o paralizadas, resulta en una pérdida de generación de valor incalculable pero cuantiosa.

Cerrado el año, 2022 no luce mucho mejor a pesar de las declaraciones de inexistencia de cupos y similares.

Este año habrá cupos, transparentes o no y/o se utilizará el mecanismo de aprobación de DJEC (antiguamente llamados ROEs) para contenerlas, con todas las consecuencias a futuro ya conocidas.

Hacer un pronóstico de las ventas al exterior de este año es muy temerario, ya que no depende del curso de las variables que habitualmente se estudian y que son más o menos predecibles, sino a lo que se le ocurra hacer a un gobierno que descree de los planes y se basa en el “vamos viendo”. Y que no tiene al desarrollo de la ganadería, que sería muy factible en el actual contexto internacional, ni al crecimiento de las exportaciones del rubro, entre sus prioridades.

Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

  1. VICTOR TONELLI febrero 2, 2022 at 11:28 am - Responder

    En tiendo que considerando las exporta iones de huesos de la desppstada calculo que publlico el IPCVA luego de verificar esa posicion arancelaria, diferente del conjunto que publica indec que incluye cortes con hueso y hueso, las exportaciones de cortes en equivalente res con hueso terminaron siendo de 728 mil toneladas y no las 805 mil consignadas en la nota. Esto implicaria que la perdida respecto del año anterior pasaria de 100 mil tn res con hueso a 179 mil y por supiesto el lucro cesante por el cepo exportador deberia ser 70% mas alto del consignado. Abrazo

  2. Miguel Gorelik febrero 7, 2022 at 5:40 pm - Responder

    Estimado Víctor:

    Muchas gracias por tu comentario y tu aporte, aunque no coincido en la conclusión numérica.
    Las exportaciones de carnes, con la información del INDEC, fueron de 898 mil toneladas equivalente carcasa en 2020 y de 805 mil en 2021, calculadas de la manera tradicional.
    Ahora, el IPCVA calculó en algo más de 77 mil toneladas los huesos de despostada que se exportaron (posición 02.02.20.90.920X de la nomeclatura arancelaria) en 2021, datos que no están a disposición del público y que no corresponde sumar a los efectos del cálculo de carne equivalente, ya que esos productos no son carne.
    Pero la diferencia con la exportación de 2020 es menor a la sugerida en tu comentario.
    En 2021 se exportaron 108 mil toneladas peso embarque de cortes congelados con hueso a China, principalísimo destino, de los que 77 mil los descontás (poco más del 70% de ese rubro), correctamente.
    Pero en 2020 también se exportaron cortes con hueso que hay que descontar para no comparar manzanas con peras.
    Entonces, se embarcaron 61 mil t de cortes con hueso congelados y manteniendo esa proporción de más del 70% a falta de otra información, se puede concluir que en 2020 se enviaron 44 mil t de huesos de despostada, con lo que el total de ese año deja de ser de 898 mil tec para transformarse en 854 mil.
    Entonces, la caída con respecto al 2020 fue del 15%, más cerca del 10 que del 22%.
    Pero este debate lleva a otras conclusiones:

    a) Publicidad de la información: es indispensable que organismos como el INDEC den a conocer información con todos los detalles como para poder hacer análisis razonables de lo que sucede con las exportaciones de carne (que es lo que nos interesa en este caso, pero también válido para cualquier otra)
    b) Computar las exportaciones correctamente; seguramente que este rubro de huesos de despostada no debe incluirse entre las exportaciones de carne con hueso del capítulo 02 sino dentro del de huesos (05).
    c) La actualización de los factores con que transformamos carne sin hueso en equivalente con hueso: seguimos usando 1,05 para la carne con hueso y 1,5 para la carne sin hueso, que es el resultado de mediciones que hizo la JNC hace décadas y que seguramente para ese momento eran muy precisas. Pero la industria frigorífica ha evolucionado mucho y con seguridad el aprovechamiento de la carne de la media res es mucho más alto. A efectos comparativos, recientemente EE.UU. modificó su factor de conversión de 1,40 a 1,36. Europa usa 1,30. Y Uruguay, que lo había bajado de alrededor de 1,50 a 1,45, ahora lo bajó a 1,40. Aún más, el INAC tiene un factor distinto para cada planta, de acuerdo a la información que recibe de cada una; ese 1,40 es un promedio de todas. Esto va a tener un impacto mucho más grande que esa diferencia de los huesos de la despostada y sería bueno que nos pongamos a trabajar en serio cuanto antes. Una vez que lo hagamos, nos vamos a dar cuenta de cuánta carne equivalente con hueso exportamos menos de lo que creíamos. Y esto también sería bueno para que el gobierno tome nota, si cree que no se debe vender al exterior más que un cierto porcentaje de la producción total.

    Cordiales saludos. MG

Dejar un comentario