Faena argentina: sigue la declinación, con una advertencia

//Faena argentina: sigue la declinación, con una advertencia

Faena argentina: sigue la declinación, con una advertencia

2019-01-15T18:48:07-03:0010 de diciembre, 2014|4 comentarios

En noviembre se despacharon para faena 1.022.600 cabezas, 3% menos que en octubre y la misma declinación en relación a noviembre de 2013.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

Si se consideran los 11 meses del año, la variación interanual es de -4%. Para los 12 terminados en noviembre, la misma comparación es de -3% y para el trimestre septiembre-noviembre el cambio llega a -6%.

Como se aprecia en el gráfico, en todos los meses de este año la faena fue inferior que en el correspondiente de 2013, a excepción de marzo y junio, cuando intervinieron cambios en el número de días hábiles. Además, en tres oportunidades fue menor o igual a la de 2012.

Hasta aquí son todos números que mantienen la reducción de la faena, tal como venimos comentando desde la segunda mitad del año pasado.

Sin embargo, en el movimiento trimestral se advierte que, pese a mantener los números de comparación interanual negativos, el trimestre septiembre-noviembre 2014 fue menos negativo que el anterior, por primera vez desde que se comenzó a detectar la moderación de la faena, hace poco más de un año. Esta situación se observa tanto para la faena total como, por separado, para la de machos y la de hembras. Y en el caso de la de machos, que había comenzado a moderarse varios meses antes que la de hembras, es más marcado.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

Como esta observación es contemporánea con un gran deterioro del precio real de la hacienda, que arrancó a principios de septiembre, podría ser una señal de que estaría comenzando a finalizar la fase de retención de animales. Como siempre, habrá que seguir observando el desempeño en los próximos meses.

La participación de hembras fue de 46,4%, dos décimas de punto menos que en octubre. Es el sexto registro de 46% o más en los últimos 12 meses. Este porcentaje es alto pero no ha pasado de 46,7% en ningún mes y dista de los valores de entre 49 y 52%, vigentes en el pico de la última liquidación (fines de 2008 a fines de 2009). Además, una sola variable no define con exactitud la fase del ciclo ganadero que se viene atravesando.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

Elaborado por Valor Carne en base a datos de Senasa y Minagri.

En tanto, si los precios reales tuvieran una cierta recuperación a lo largo de diciembre, como suele suceder, y/o se recuperaran más vigorosamente en febrero/marzo, como también acontece habitualmente por cuestiones estacionales, será posible seguir pensando en la profundización de la fase de retención.

 

Print Friendly, PDF & Email

4 Comentarios

  1. Miguel Schiariti diciembre 11, 2014 at 11:10 am - Responder

    Michel ¿que datos te sugieren retención de vientres?

    • Miguel Gorelik diciembre 11, 2014 at 4:55 pm - Responder

      Miguel: muchas gracias por la pregunta.
      Vengo hablando de retención de animales, no de hembras.
      Sigo 3 variables principales para tratar de entender el curso del ciclo ganadero: nivel de faena, participación de hembras en la misma y precios reales. Lamentablemente hay otras variables de interés para mejorar este análisis pero que lamentablemente no están disponibles, como la composición de esa faena por categorías y el peso medio de faena.
      De las tres variables que se pueden seguir, dos vienen indicando una fase de moderación en la faena o de retención de animales. Se trata de la faena total, que empezó a moderarse en la segunda mitad de 2103 y entró francamente en comparaciones interanuales negativas desde hace ya casi un año; y del precio real, que mejoró notablemente desde oct’13 hasta ago’14 y que ha perdido algo de su lustre.
      Por su parte, la participación de hembras en la faena ha seguido en niveles altos, aunque no crecientes y todavía está lejos de los máximos de plena liquidación. De todos modos, es la variable menos “alineada” de las tres para este diagnóstico.
      Rara vez se encuentran todas las variables alineadas y, vos lo sabés, el análisis tiene que hacer una ponderación de todas ellas.
      Desde el primer momento señalé que este proceso de retención de animales está sujeto a la evolución de variables macroecónomicas que no están en equilibrio, como la tasa de inflación, la de interés, el tipo de cambio, debiéndose agregar a la recesión que se observa desde hace más de un año.
      Desde septiembre último agregué la advertencia sobre la caída del precio real, en el sentido de poder afectar esta fase de retención.
      Y a todo esto se adiciona mi comentario, sobre el que escribís, en el sentido de encontrar una caída menor en el trimestre que terminó en noviembre.
      Habrá que seguir muy de cerca todos estos elementos para tratar de ver un poco más allá de la coyuntura.
      Sé que los pronósticos no se tratan de una ciencia exacta, pero todo lo que se pueda adelantar sirve para posicionar mejor a los productores que toman decisiones.
      Cordiales saludos. MG

      • Matías Sara diciembre 11, 2014 at 7:50 pm - Responder

        Estimados Migueles (Ambos): Faena, retención, precio y la mar en coche hasta ahora vino de la mano de una situación generalizada de aumento de pasto en los campos. Aclaro, que hablo de escala país y dejo de lado los que se inundaron. Hasta hace un par de meses los mapas de índice verde mostraban mucho más pasto de lo que tenían hace un año. Esto se cortó. Salir de la seca con el campo alivianado y entrar a una abundancia de pasto permite retener (lo que haya), y vender de a poco. Eso se va terminando. El marco macro es más o menos igual.
        Saludos.
        Matías A. Sara

        • Miguel Gorelik diciembre 12, 2014 at 12:47 pm - Responder

          Gracias por el aporte, Matías.
          Sin embargo, el marco macro no es más o menos igual.
          Hay algunas variables que están más deterioradas que hace un año; la recesión se ha profundizado; la inflación ha hecho desaparecer el valor real de la devaluación de enero’14.
          Por otro lado, los precios actuales de la hacienda todavía siguen siendo bastante más altos (deflacionados) que durante la mayor parte de 2013.
          Pero de todas maneras creo que coincidimos al decir que hay que seguir viendo la evolución del ciclo con mucho cuidado, para ver si mantiene el rumbo o lo cambia.
          Cordialmente, MG

Dejar un comentario