En Brasil dicen que esperan una pronta apertura del mercado japonés

//En Brasil dicen que esperan una pronta apertura del mercado japonés

En Brasil dicen que esperan una pronta apertura del mercado japonés

2024-05-09T08:33:21-03:009 de mayo, 2024|0 comentarios

El ministro de Agricultura de Brasil, Carlos Fávaro, afirmó que el país podrá exportar carne vacuna y de cerdo a Japón “muy pronto”. La expectativa es que las negociaciones para abrir estos mercados avancen con la finalización del ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en todo el país.

El asunto fue discutido en una reunión entre el presidente Luiz Inácio Lula da Silva y el primer ministro de Japón, Fumio Kishida, en Brasilia. A cambio, Brasil se comprometió a abrir su mercado a las importaciones de Wagyu.

Fávaro cree que los estados brasileños que ya tienen estatus de libres de enfermedad sin vacunación, como Santa Catarina, Paraná, Rio Grande do Sul, Acre y Rondônia, podrán iniciar las ventas antes de que todo el país reciba el reconocimiento internacional de la Organización Mundial de la Salud. Salud Animal (Omsa), prevista para mayo de 2025.

“Esto genera la expectativa de superar una barrera sanitaria ya que tenemos la calidad de nuestra carne, tenemos garantía de suministro continuo y precios más competitivos que los proveedores actuales [de Japón]. Estoy convencido de que muy pronto Brasil accederá a este mercado y será una gran oportunidad tanto para Japón, de tener carne de calidad y ayudar a controlar la inflación allá, como aquí para Brasil, de tener otro país importante en la compra de nuestra carne”, Fávaro dijo a los periodistas.

“Les propusimos empezar con una cuota pequeña, no hay problema, queremos mostrar la calidad de nuestra carne y que eso no afecte a los productores japoneses”, añadió.

La opinión de Valor Carne

La apertura de Japón a la carne brasileña sería un gran logro. Sin embargo, el anuncio ministerial no parece muy verosímil.

Japón no es un país que actúe rápido en materia de habilitaciones sanitarias y tampoco exige la condición de libre de aftosa sin vacunación a todo trance, ya que acepta la carne uruguaya.

El argumento de que la carne brasileña más barata va a contribuir a luchar contra la inflación en la isla tiene todo el aspecto de un discurso meramente para el frente interno. Con el bajo nivel de consumo del producto (10 kg/hab/año), el peso de la carne vacuna sobre el nivel general de precios ha de ser menos que insensible.

Ojalá que tenga razón el ministro, pero somos escépticos.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario