El porcionado de precisión agrega valor a la carne

//El porcionado de precisión agrega valor a la carne

El porcionado de precisión agrega valor a la carne

2021-10-14T08:33:38-03:0014 de octubre, 2021|0 comentarios

Aprovechar al máximo los cortes de la res es uno de los principales desafíos de la industria procesadora, tanto frigoríficos como supermercados y empresas de servicios de alimentos. Esta visión es especialmente importante cuando se trata de carnes en porciones, en las que la forma, el grosor y el peso deben ser uniformes para satisfacer a consumidores cada vez más exigentes.

Buscando dar respuesta a este mercado, Marel, líder mundial en equipos, sistemas, software y servicios para la industria de carnes, desarrolló una máquina innovadora, la V-Cut 240, para el corte en pociones estandarizadas, que ya se ha instalado en varias plantas procesadoras de la Argentina, Brasil, Chile y Colombia.

“Es uno de los equipos más buscados en América Latina, ya que se puede integrar fácilmente a la línea de producción y un software programa el porcionado con flexibilidad. O sea, permite crear varios tipos de productos que se disponen en abanico, apilados o agrupados para el envasado en bandejas, en forma manual o automática”, afirmó Sebastián Moraga, técnico de Marel, resaltando que de esta manera se minimizan desperdicios.

En tal sentido, el corte se coloca en una horma, se forma antes de procesarlo y mediante diferentes moldes se obtienen distintos productos estandarizados: filetes muy delgados que se cocinan de manera uniforme y rápida en pocos minutos, porciones de 2mm para milanesas, escalopes, cortes mariposa y rollitos de carne para rellenar, además de cubos y tiras para especialidades.

Un detalle que hace a la eficiencia del equipo es la alimentación continua. “Un sistema de cámara giratoria garantiza la entrada constante de materia prima para que el porcionado pueda realizarse sin interrupción y con mínima detención de la actividad”, argumentó.

La facilidad de uso es otro diferencial. “Cambiar de un producto a otro, con diferentes categorías, tamaños y pesos, es rápido y sencillo, con tiempos de configuración muy limitados y sin el uso de herramientas”, señaló Moraga, subrayando que el equipo garantiza los más altos niveles de seguridad para el operador.

En toda la cadena

El director de ventas de América Latina de Marel, Fernando Roos, desatacó que la V-Cut 240 responde a las necesidades de los procesadores, que han tenido una creciente demanda de alimentos en porciones, especialmente, a partir de la pandemia del covid-19.

“Muchas familias pusieron mayor énfasis en hacer comidas en casa y el sector minorista registró un incremento significativo de pedidos de carnes cortadas, que resultan fáciles y rápidas de preparar. Es una tendencia que llegó para quedarse”, planteó.

En un escenario pospandemia, los procesos eficientes y con mínimos desperdicios no sólo serán un requisito para la producción de hacienda sino también para la industrialización de las carnes. “La adopción de nuevas tecnologías para el corte en porciones será clave para poner en valor el esfuerzo de los ganaderos y garantizar la calidad y las especificidades que los mercados exigen. Desde Marel estamos preparados para satisfacer este desafío”, finalizó Roos.

Por Ing. Agr. Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario