Precio de la hacienda vs precio al público: una brecha que frena la suba del ganado

//Precio de la hacienda vs precio al público: una brecha que frena la suba del ganado

Precio de la hacienda vs precio al público: una brecha que frena la suba del ganado

2019-07-01T09:11:03-03:001 de julio, 2019|0 comentarios

La actual brecha entre los precios de la hacienda y al público representa el mayor obstáculo para una suba en las cotizaciones del ganado, junto a la presente situación macroecónomica.

¿Cuál es su origen? A partir de los aumentos de la hacienda registrados desde mayo de 2018, el sector comercial (frigoríficos consumeros, matarifes y carnicerías) comenzó una carrera desde atrás para trasladar este movimiento al público, algo que aún no pudo conseguir del todo.

Tras haber logrado acercarse, aunque no totalmente, durante octubre y noviembre, sobrevinieron los fuertes aumentos en los mercados de hacienda a partir de Navidad, y nuevamente el sector comercial quedó muy retrasado, en el contexto de una recesión que impedía pasar precios al mostrador alegremente.

A mediados de febrero se llegó al pico del atraso, cuando las carnicerías debían aumentar 35% sus precios medios para quedar a la par, lo que resultaba impensable.

Pero esta misma situación actuó como gran freno de la suba de la hacienda. Desde entonces, sus cotizaciones se estabilizaron en términos nominales, con lo que se fueron atrasando en términos reales.

Esa situación permitió ir volcando gradualmente precios nominales más altos al mostrador, sin espantar a la clientela.

Si en esta semana que empieza hoy, las carnicerías lograran mantener sus valores, ya no aumentarlos, quedarían sólo a un 10% de distancia de los precios de equilibrio.

Aunque en comparación a lo que había, este 10% parece una diferencia menor, en relación a los márgenes habituales con que opera el sector, resulta una distancia muy importante.

Desde nuestro punto de vista, esta discrepancia se constituye en el mayor obstáculo para un mejoramiento en los valores de la hacienda.

Hasta que no se cierre, las chances de una revalorización del ganado son más bajas.

Nota aclaratoria: el gráfico y las comparaciones se hacen en base a los valores del trimestre febrero-abril de 2015, que es el último en que la estabilidad nominal en ambas variables permite suponer que estaban en equilibrio. Sin embargo, cambios sobrevenidos después, en materia de valor subproductos (con caídas) y su correlación con el crédito de faena, así como la mayor presión impositiva efectiva, por mejoramiento de los controles, deben hacer pensar que la distancia real es superior al 10% señalado, aunque no estemos en condiciones de determinarla mejor.

Esto aleja aún un poco más las posibilidades mencionadas de revalorización de la hacienda.

Por Miguel Gorelik, Director de Valor Carne

Dejar un comentario