Lanzan campaña para poner un impuesto a la carne vacuna por su efecto en el cambio climático

//Lanzan campaña para poner un impuesto a la carne vacuna por su efecto en el cambio climático

Lanzan campaña para poner un impuesto a la carne vacuna por su efecto en el cambio climático

2021-08-12T10:15:24-03:0012 de agosto, 2021|6 comentarios

Tras los anuncios de la Unión Europea de imponer aranceles al carbono emitido por productos externos a mediados de esta década, se agregó esta semana un pedido específico de un conjunto de organizaciones a los presidentes y ministros de 50 países para que pongan un impuesto específico a carnes y lácteos por sus emisiones.

La carta, que se puede encontrar en https://futurefoodprice.org/ se dirige a los países de la OCDE que tienen un consumo de carne mayor al promedio mundial y propone que esos impuestos se redireccionen al apoyo a productores que adopten prácticas que mitiguen la emisión de gases de efecto invernadero.

A continuación el contenido de la carta enviada:

Somos Carbon Pricing for Food Coalition, un grupo de empresas, organizaciones sin fines de lucro y naciones de la ONU, que trabajan en distintas geografías.

Le escribimos sobre su ambicioso apoyo al Acuerdo Climático de París y cómo puede mejorar sus contribuciones determinadas a nivel nacional, penalizado el precio de los alimentos en función de su huella de carbono, que deberá reflejarse en la etiqueta.

Sugerimos comenzar con la carne y los lácteos y reducir los impuestos sobre los alimentos saludables. Los niveles más bajos de consumo de proteína animal no solo mejorarán la salud pública nacional y, por lo tanto, reducirán los costos de salud, sino que simultáneamente reducirán las emisiones globales de gases de efecto invernadero y la pérdida de biodiversidad. Si el consumo mundial de carne y lácteos se expandiera a niveles per cápita más altos (como de costumbre), será imposible evitar que las temperaturas globales aumenten a niveles peligrosos.

La producción de carne y lácteos representa al menos el 14,5% de todas las emisiones de gases de efecto invernadero (GEI) y se prevé que represente hasta el 81% del presupuesto de emisiones de 1,5 ° C para 2050 si el consumo continúa sin ser reducido.

Hacemos un llamado a los 50 Estados Miembros (35 de la OCDE y otros 15 países, Uruguay no está incluido) que participan en la Cumbre de Sistemas Alimentarios de las Naciones Unidas, la Conferencia de Biodiversidad del CDB y la Conferencia de Cambio Climático (COP26) en 2021.

1) anunciar públicamente la huella de carbono de la carne y los lácteos o iniciar estudios de viabilidad (para implementarlos). De esta manera, se puede lograr un sistema alimentario saludable y sostenible, que proporcione alimentos nutritivos para todos dentro de los objetivos climáticos de París, los límites planetarios y las pautas dietéticas.

2) utilizar los ingresos de los precios más altos de la carne / lácteos (impuestos) para compensar a los grupos de bajos ingresos: p. reduciendo los impuestos para los alimentos bajos en carbono (verduras, frutas, comidas veganas) y compensando a los agricultores: subvenciones para reducir las emisiones de gases de efecto invernadero, otras emisiones o el ganado.

En su país, los niveles de consumo de carne están por encima de las pautas de salud dietética internacionales y superan las pautas para el consumo de alimentos que tienen en cuenta los límites planetarios: la Comisión EAT de la revista médica Lancet recomendó un consumo máximo de 300 gramos por semana, sumando hasta 16 kg de carne. / cápita / año [1]. El consumo de carne per cápita en su país es de… kg por año. Los países con un nivel de consumo de carne por encima de las pautas de salud deben tomar la iniciativa en la reducción del consumo de carne.

Reducir el consumo de carne y lácteos per cápita en los 50 países desarrollados que tienen los niveles más altos de consumo de carne per cápita se ha convertido en un imperativo para la salud humana y planetaria. Ya hemos informado a sus Ministros de Clima, Agricultura y Finanzas.

Acepte nuestra propuesta para considerar o anunciar el precio del carbono de la carne / lácteos y reducir los precios de los alimentos saludables.

Proponemos hacer su anuncio antes de la Cumbre de la ONU sobre Alimentación, Biodiversidad o Clima.

Por Eduardo Blasina, de Ganadería. uy

Desde Valor Carne, recomendamos leer la nota El Cono Sur defiende a la ganadería ante el lobby eurocéntrico, donde se explican los argumentos técnicos y científicos que refutan este tipo de iniciativas, mediante un documento que será presentado ante la ONU.

Print Friendly, PDF & Email

6 Comentarios

  1. juan agosto 12, 2021 at 11:26 am - Responder

    Realmente este planteo es totalmente inmoral e hipócrita Europa debería dejar de usar vehículos de combustible fósil es vez de dar directivas dan vergüenza que el ser humano distorsione los conceptos además de contaminar el suelo con fertilizantes químicos y tienen a Monsanto en Alemania por favor piensen antes de decir estupideces, no pensaron que las guerras que tuvieron contaminaron el suelo y mares que aun están intoxicando el Mercosur no tiene salida con el libre tratado con Europa son muy irresponsables no tienen seriedad ejemplo no quieren vacunarse contra el covid con eso basta de ignorancia. .

  2. Francisco galilea agosto 12, 2021 at 9:00 pm - Responder

    Yo creo que falta información científica , de los gases que emiten los bovinos

  3. Fernando segon agosto 13, 2021 at 5:08 pm - Responder

    Guau , mira que en argentina se escuchan disparates y payasadas de toda indole pero como esto no hay.
    Sres esto sin duda alguna poco tiene que ver con el medio ambiente sepamos a que apunta verdaderamente …….y les hablo de curva de malthus y deficit proteico de ue . Aqui el unico objetivo e interes de este disparate es economico y geopolitico .

  4. Santiago Paz Brühl agosto 19, 2021 at 12:06 pm - Responder

    ¡La propuesta es absurda! Todas las emisiones de la ganadería son de carbono neutro. El carbono emitido por los vacunos proviene del que las plantas -que les sirven de alimento- capturan de la atmósfera durante su ciclo de crecimiento. Si quitamos a los vacunos de los campos, al finalizar dichos vegetales su ciclo de vida, se descompondrían generando un proceso de emisión de carbono, que igualmente volvería a la atmósfera en forma de metano. Todo esto se rige por el principio de conservación de la materia enunciado por Lavoisier. El análisis que corresponde hacer debe basarse tanto en las emisiones como en las capturas de carbono. En lugar de formular propuestas inconducentes para la mitigación del cambio climático, debemos enfocarnos en sustituir las energías fósiles que desentierran y liberan a la atmósfera carbono que a la naturaleza le demandó millones de años para atrapar en el suelo.

  5. jennifer septiembre 7, 2022 at 11:39 am - Responder

    el consumo masivo de carne genera que las grandes ganaderas críen cada año más ganado ya sea bovino, cerdo, pollo el problema es la mierda que generan las empresas tienen piscinas de desechos orgánicos los cuales no saben cómo deshacerse de ellos, por otra parte gracias a la gran demanda cada año se talan millones de hectáreas de árboles nativos ya sea en Brasil u otra parte del mundo para poder plantar soya que es el principal alimento bobino, sin mencionar el daño que causa en la salud el consumo de carne en nuestro organismo desde ataques cardiacos hasta canceres y muerte

  6. Guilermo septiembre 21, 2022 at 10:27 pm - Responder

    Me dan risa los comunistas…. disfrazados de ecologistas….

Dejar un comentario