La segunda campaña de vacunación de 2023 registró una baja del 4% en categorías menores

//La segunda campaña de vacunación de 2023 registró una baja del 4% en categorías menores

La segunda campaña de vacunación de 2023 registró una baja del 4% en categorías menores

2024-04-04T08:43:20-03:004 de abril, 2024|0 comentarios

El Senasa dio a conocer el resultado de la campaña de vacunación de primavera del año pasado, que sumó 29,5 millones de animales, con una baja de 1,2 millones (3,9%) en relación a la de un año antes.

En la segunda campaña se vacunan sólo las categorías menores, es decir, excluyendo a vacas y toros. Hace unos años se unificó el criterio de cada campaña en todas las provincias que vacunan.

La variación es un poco mayor que la que arrojó la estimación del stock entre fines de 2022 y de 2023, que analizamos la semana pasada, que fue de 2,7%.

Esta diferencia es esperable ya que la campaña se extiende a lo largo de dos meses, durante los cuales no se interrumpe la faena. Además, hay provincias, aunque de menor población, que empiezan y terminan antes o después de las provincias centrales.

Por estos motivos no se puede tomar a la vacunación como un censo.

Tampoco puede tomarse como un censo a la estimación que hace todos los años Senasa, pero siempre está referida a una cierta fecha, lo que la hace más asimilable a ese instrumento.

Resultados por categoría

De las categorías más populosas, terneros, terneras y vaquillonas, con más de 7 millones de animales vacunados cada una, las vaquillonas acusan el mayor descenso, con el 5%, mientras que terneros y terneros bajan el 3%.

Por su parte, novillos y novillitos bajan en forma pareja el 4%.

Resultados por provincias

De las jurisdicciones con más ejemplares, Buenos Aires y Chaco bajan igual que el promedio nacional, 4%.

Bajan en mayor proporción, Santiago del Estero (7%), Santa Fe (6%) y Córdoba y Corrientes (5%).

Bajan menos que el promedio San Luis y Entre Ríos (3%) y La Pampa (2%).

Contrariamente, Formosa aumenta 5% y Salta 11%.

En síntesis, estos resultados confirman la declinación de las existencias, producto de la inclemencia climática. Aunque debe reconocerse que la baja fue menor a las predicciones.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario