La amenaza del lobby contra la carne vacuna

/, Innovación/La amenaza del lobby contra la carne vacuna

La amenaza del lobby contra la carne vacuna

2020-06-22T12:13:11-03:0022 de junio, 2020|20 comentarios

"Hasta hace unos años, la productividad y la rentabilidad eran las mayores preocupaciones de las empresas a nivel global, pero este año por primera vez ganaron posición las variables ambientales", dijo el Ing. Agr. Ernesto Viglizzo, investigador del CONICET, en el webinar Ganadería y Cambio Climático organizado por el Foro Argentino de Genética Bovina, presentado los resultados de una encuesta a empresarios, académicos, referentes sociales y líderes de gobierno, realizada por el World Economic Forum 2020.  "La mayor cantidad de respuestas apuntó a los riesgos de ocurrencia de eventos climáticos extremos, pérdida de biodiversidad y desastres ambientales causados por el hombre", detalló.

En cuanto a la ganadería bovina, estos nuevos paradigmas abren un terreno fértil para la visión que intentan imponer ambientalistas y veganos de la Unión Europea.

"Hay que seguir de cerca a estos grupos que yo llamo ‘lobby’ porque son los más poderosos que arremeten contra la carne vacuna y sus opiniones irradian rápidamente a escala global. Sostienen que, más allá de afectar la salud humana, la producción bovina impacta negativamente en el ambiente, en lo que hace al uso y la contaminación de los recursos naturales", planteó el investigador, poniendo sobre la mesa los mitos que afectan a los países ganaderos de Sudamérica, entre ellos, la Argentina que históricamente ha exportado al bloque europeo.

Durmiendo con el enemigo

Los argumentos en contra de la carne vacuna tienen sus años aunque cobraron nuevo brío a partir de un estudio de 2018, realizado por la Universidad de Oxford, Reino Unido, que involucra a 38.700 granjas comerciales, en 119 países. "Según los autores, para producir 100 gramos de proteínas, los bovinos demandan más tierra y agua, y emiten más gases de efecto invernadero y otros contaminantes, que granos como el trigo, maíz, arroz y soja.

"Cuando se publicaron estos trabajos, tuvieron un impacto muy fuerte. El lobby de los veganos puso  mucho énfasis en que la población europea abandonara hábitos culinarios e hiciera un viraje hacia dietas vegetales", contó Viglizzo. ¿Que proponen? "Desacoplar la producción de carne del uso de la tierra. Entonces, además de carnes vegetales, impulsan la carne cultivada, que se produce replicando moléculas de ADN, es decir, sacándole unas células a la vaca y desarrollándolas en condiciones de laboratorio. No es el mismo alimento, pero además está avanzando a toda velocidad con este producto, lo que atenta contra un factor de producción del agro tradicional", advirtió.

En paralelo, en diciembre de 2019, el Parlamento Europeo propuso el Pacto Verde que apunta de dejar de producir emisiones netas de gases de efecto invernadero en 2050 y posicionarse como el primer continente neutro.

En materia comercial, esta hoja de ruta señala explícitamente que el precio de los productos comprados a terceros países, deberá reflejar con precisión su contenido de carbono. "Esto significa penalizar aquellas carnes que lleguen a sus góndolas con mayor carga de carbono, más concretamente con mayor huella, una de las causas del calentamiento global y de la fuerte variabilidad climática de los últimos tiempos", alertó, señalando asimismo que promoverán que otros países importadores también adopten estos criterios.

"O sea, que la Unión Europea trata de erigirse en algo así como un líder de la defensa del ambiente global y para eso ejercerá todas las presiones diplomáticas posibles", aseveró.

¿Puede la demanda China liberarnos del lobby de la UE? "Europa busca imponer su posición con datos científicos, que influyen mucho en las negociaciones. Hoy los sistemas satelitales globales están monitoreando cada pixel de la tierra y permiten evaluar rápidamente cambios en la superficie boscosa. Y se entiende que el principal impacto potencialmente negativo de la ganadería está en la desforestación. En el caso de la Argentina, la tasa de desforestación ha bajado significativamente desde 2008 en que entró en vigencia la Ley de Bosques, eso juega a nuestro favor", respondió.

Mitos y verdades

Para Viglizzo, los estudios que sustentan a los ambientalistas no contemplan que la forma de producir carne de los europeos, con predominio de sistemas de tipo industrial, intensivos, difiere de la ganadería argentina que también utiliza el feedlot pero obtiene la mayor parte de los kilos de cada animal sobre pastizales y pasturas.

"En todos los casos los bovinos emiten carbono, pero nuestros sistemas pueden secuestrarlo y los otros no", indicó. ¿Qué hacen las pasturas? "Capturan carbono que ya está en la atmósfera, por fotosíntesis. Ese carbono es consumido por el animal, que lo recicla como metano y luego vuelve al medio. Y si bien el metano tiene un poder calorífico mucho más importante, lo cierto es que la cantidad neta de carbono que se está reciclando es siempre la misma, o sea, no estamos agregando más", explicó.

A nivel global, los mediciones de gases de efecto invernadero se basan en las metodologías desarrolladas  por el Grupo Intergubernamental sobre Cambio Climático (IPCC), que fue creado en 1988. "El problema es que le asigna un valor de secuestro de carbono sólo a las tierras de bosques, algo que debería ser revisado, porque las tierras de pastoreo, bien manejadas, también pueden capturar", opinó, remarcando que esto tiene una enorme importancia para la Argentina donde el 80% de la cobertura territorial corresponde, precisamente, a tierras pastoreo.

La contabilidad del carbono

Seguidamente el investigador definió el balance de carbono, que mide la diferencia entre lo que se emite y lo que se secuestra por hectárea del sistema ganadero. Sin embargo, los estudios de Oxford, que castigaron a la carne vacuna, midieron la huella de carbono que es la cantidad de carbono producido por cada kilo o tonelada de producto. Así las cosas, para explicar cómo juegan los métodos del IPCC, puso un ejemplo de la ganadería local.

Consideró un planteo con 80% de pasturas, 20% de maíz, que fertiliza con 100 kg/ha de urea y obtiene 550 kg de carne por hectárea. ¿Cómo se calcula la huella de carbono? "En primer lugar se le incorporan las emisiones por manufactura de los insumos que consume ese planteo, por combustible, plaguicidas y fertilizantes, que en realidad, deberían cargarse a la industria que los fabricó y no al productor agropecuario. Nosotros, los investigadores, estamos cuestionando este aspecto", aseveró.

Pero también, prosiguió, hay emisiones propias de la ganadería que son las que juegan más fuerte en la contabilidad ambiental: las se producen por excreta, o sea, metano y por orina, es decir, óxido nitroso.

"Si asumimos que el secuestro de carbono en nuestros sistemas es cero, tal como computan todos los estudios europeos, nuestro modelo tendría una huella de carbono de 1.454 kg por tonelada de carne. En cambio, si consideramos el secuestro de las pasturas, vemos un baja sustancial, se capturan 909 kg de carbono y la huella baja a 500 kg. Y no es lo mismo llegar a una góndola europea con 1.454 kg de carbono por tonelada, que hacerlo con 500 kg", reiteró. Y subrayó: "Incluso, es posible que un sistema pastoril de alta productividad pueda tener mayor secuestro de carbono del forraje que emisión por parte de los animales. Hay gran variabilidad de planteos en nuestras latitudes y cada uno tiene su balance"

¿Cómo medir el secuestro de carbono de las pasturas? "Nosotros no disponemos de recursos humanos ni económicos como para llevar adelante los estudios necesarios a campo, que son complejos y demandan mucho tiempo y, en este sentido, debería haber colaboración desde el sector privado. El atajo que hemos tomado es hacer revisiones de la bibliografía internacional aplicables a nuestras regiones ganaderas, pero deberíamos contar con nuestros propios datos para negociar en los foros internacionales", finalizó Viglizzo.

Por Ing. Agr. Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne

Del Foro de Genética

El Foro Argentino de Genética Bovina es una iniciativa integrada por las Asociaciones de Criadores de las razas bovinas del país, la Cámara Argentina de Biotecnología e Inseminación Artificial y la Sociedad Rural Argentina. Entre sus objetivos está la puesta en valor de los rodeos que han logrado características genéticas sobresalientes, abordando los desafíos que deben enfrentar los criadores en el mundo global. En ese marco, está llevando adelante el ciclo de webinars Ganadería y Cambio Climático y próximamente, en Valor Carne, difundiremos la presentación del especialista Aníbal Pordomingo referida a cómo disminuir las emisiones de gases de efecto invernadero desde el campo, en los distintos planteos ganaderos argentinos.

20 Comentarios

  1. Martín Olaviaga junio 22, 2020 at 9:47 am - Responder

    Que importante es contar con expertos como Viglizzo!

  2. Juabidene junio 22, 2020 at 10:12 am - Responder

    Este tema tiene sin duda mal olor, siempre se ve algo de color rojo a rosado en el fondo, para movilizar voluntades empachadas de ingenuidad, Porque no se analiza a la especie animal mayoria en el planeta tierra que se llaman HUMANOS, cuanto metano emlten, que huella de carbono y q nivel de contaminacion les asignan, mlentras se atacan a la ganaderia?

  3. Fernando Seguro junio 22, 2020 at 10:43 am - Responder

    Los pastizales, después de los océanos, son los sumideros q la naturaleza selecciono en su evolución para limpiar de dióxido de carbono la atmósfera. La ganadería con base pastoril y manejo sustentable permite mejorar sustancialmente este proceso natural y por ende de costo cero. Cómo estás cosas hace mucho mucho se conocen es importante desenmascarar los intereses q se esconden tras causas justas

  4. Fernando Líbano junio 22, 2020 at 11:14 am - Responder

    Muy interesante la charla de Viglizzo. Yo quisiera poner relevancia en el párrafo donde se explica que los rumiantes sólo TRANSFORMAN un gas con Efecto Invernadero en otro GEI (aunque más nocivo entre 23 y 28 veces, pero mas rápidamente degradado a CO2, 10 años) a diferencia de los otros emisores de GEI basados en la utilización de combustibles fósiles. Éstos últimos yacían en reservorios en la profundidad de la Tierra y fueron traídos a la superficie por el Hombre para ponerlos en el ambiente. Creo que los Científicos deberían hacer un esfuerzo para fogonear la idea de que no es lo mismo una emisión que otra, que se haga la discriminación del Origen de los GEI.

  5. Manuel Olarra Lynch junio 22, 2020 at 11:31 am - Responder

    Importantísimo profundizar con el estudio de este tema,,tal como lo explica el Ing. Viglizzo, y continuar con su difusión sería, como lo ha hecho el Foro de Genetica Bovina este año
    Su desconocimiento, o manejo con liviandad, son armas letales en manos populistas, tanto externas como internas.

  6. ENRIQUE R. R. ALFIERI junio 22, 2020 at 12:20 pm - Responder

    Con la pandemia, quedó revelado el principal origen de los GEI. Son la industria y las grandes orbes las que generan los mas potentes focos de contaminación. Qué opinan sobre eso los ambientalistas y los veganos? Carne no ppr la huella de Carbono. Granos no por el glifosato. Lo difunden desde grandes ciudades, a través de sus laptops, tablets, smart phones… Qué dicen de la chatarra electrónica? Cuánta hipocresía al servicio de pequeños grupos de postmaterialistas snob, que hacen de su "lucha" una forma de vida (léase "forma de ingresos").

    • Ignacio de Uribelarrea junio 23, 2020 at 9:24 am - Responder

      Más que nunca hacen falta acuerdos y políticas de largo plazo dentro de nuestro país
      , y con nuestros vecinos y/o países productores. Sin eso este Lobby puede generar un desastre.
      Que orgullo y que afortunados tener a Viglizzo en nuestro país. (se podría haber ido al exterior hace rato no?)

      • ENRIQUE R. R. ALFIERI junio 23, 2020 at 9:32 am - Responder

        Totalmente de acuerdo Ignacio. El problema es la clase dirigencial que gestiona (gestiona?) esos acuerdos. Mientras tanto, excelentes profesionales como el Ing Viglizzo ponen blanco sobre negro con su trabajo.

  7. Facundo junio 22, 2020 at 12:39 pm - Responder

    Estimada Liliana;
    Muchas gracias y felicitaciones por la nota.

    Si nos permitís, aprovecho el espacio para invitar a todos sus lectores a la próxima y ultima jornada del ciclo; "Ganadería & Cambio Climático; mitos, verdades y soluciones" …organizada por el Foro Argentino de Genética Bovina, que sera este viernes 26 de junio a las 18:00 hs.

    Inscripción aqui! http://forodegeneticabovina.com.ar

    Saludos cordiales

  8. Marcelo junio 22, 2020 at 3:00 pm - Responder

    Nuestro país captura mucho más de lo que emite y eso no está contemplado en el estudio la ganadería pastoril convive con el medio ambiente y es de mejor calidad

  9. Ronaldo strazzolini junio 22, 2020 at 4:33 pm - Responder

    Según escuché en Palermo hace 2años el balance de carbono es superior el secuestro de carbono a la emisión solo para argentina Brasil y Sudáfrica no así para china y europa

  10. Hernan Queirolo junio 22, 2020 at 6:24 pm - Responder

    Yo propongo que los europeos , dejen de calefaccionar , no usen más gas que es mucho mas perjudicial , sobre todo durante los meses de enero , febrero y marzo… Total acá es verano.. Que fácil es decir y manipular de acuerdo a lo que quiero …
    Soy productor en la cuenca del salado como me gustaría poder hacer maíz y trigo…

  11. Andres Costamagna junio 22, 2020 at 6:28 pm - Responder

    <Muy interesante la cobertura del evento del Foro y todos los comentarios, desde el sector ganadero nos debemos ocupar que los inventarios tengan información que reflejen la realidad, esta es la única herramienta útil para defender la actividad, hay mucha información dispersa que necesitamos llegue al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, esto es lo único que tiene peso a la hora de debatir y negociar.

  12. Alfonso Ferrando junio 23, 2020 at 7:43 am - Responder

    Cuidado con estas manijas en contra de la carne, ya la vimos en la década del 80 y 90 en contra de la manteca para poder imponer determinadas industrias a la margarina. Hoy sabemos que la manteca no era io perjudicial que se decía y la margarina por más vegetariana que sea es veneno para la salud. El daño a la producción lactea lo hicieron. Ahora vienen por la proteína vegetal industrializada en desmedro de la carne natural

  13. Alfonso Ferrando junio 23, 2020 at 7:44 am - Responder

    Muy buen artículo

  14. Santos Laguna junio 23, 2020 at 8:59 am - Responder

    Muy interesante;entonces los cerebros del ministerio tendrán que hacer lobby en contra.,¿no?.

  15. Alfonso Bustillo junio 23, 2020 at 9:20 am - Responder

    Estimada Liliana; Gracias por esta cobertura tan completa. Desde el FAGB nos parecio fundamental poner sobre la mesa este tema y contar con argumentos reales que contraresten los esgrimidos por los lobbys como dice Viglizzo. El tema no es negar lo que emite nuestro sistema, el tema es ver el balance real, y tener en cuenta cuanto significa para nuestro pais la produccion de carne, en generacion de divisas, puestos de trabajo, formas de vida etc. Debemos defender con argumentos nuestra produccion de carne por eso nos parecio importante organizar estas jornadas con los especilistas en el tema. Falta la ultima este viernes, los esperamos.
    Alfonso Bustillo
    Presidente FAGB

    • Liliana Rosenstein junio 23, 2020 at 11:16 am - Responder

      Estimado Alfonso,
      desde Valor Carne buscamos difundir información de excelencia para enriquecer los conocimientos de la cadena cárnica y generar una ida y vuelta de opiniones entre nuestra red de lectores. En este caso, el Foro nos está brinda esta oportunidad con su ciclo Ganadería y Cambio Climático.
      Muchas gracias
      Cordiales saludos

  16. Pedro O ' Campo junio 25, 2020 at 7:09 pm - Responder

    apreciada Liliano , mucho gusto y congratularte’ x el muybuen explicado y analizado art.’cha graciass y estoy totalmente c/Ing. Biglizzo
    un investigado y técnico de amplia trayectoria a quien se le ‘reconose’ v/estudio serios que demustran la ‘bondad’ de carne a pasto !!
    obs. me permito una propuesta honesta ; él IPCVA deberá ‘apoyar y fomentar’ la mayor difusión de estos trabajos: sin dudarlo másss..

  17. Daniel Cangas junio 28, 2020 at 10:44 am - Responder

    Muy interesante nota del excelente investigador y persona ING Viglizzo. Seguro el lobby como en cualquier actividad económica es gran originario de esta persecusión a la producción de carne. No olvidemos que la carne sintética es un negocio en que la inversión es multimillonaria y sin el conocimiento real, por parte de la humanidad, de la producción agropecuaria desde la base, el mundo optará por ese tipo de alimentos. El objetivo es instalar lo antes posible el consumo de estos alimentos sinteticos. Saludos

Dejar un comentario