Caso: maneja la ganadería pastoril como la agricultura

/, Innovación/Caso: maneja la ganadería pastoril como la agricultura

Caso: maneja la ganadería pastoril como la agricultura

2022-05-02T13:14:26-03:0028 de abril, 2022|Tags: |10 comentarios

El Ing. Agr. Diego Chiatellino es un productor mixto de Bonifacio, sudoeste de Buenos Aires, que está al frente de Agropecuaria Don José, una empresa dedicada a la producción de granos, hacienda y aceite de girasol. De la mano del Ing. Agr. Aníbal Fernández Mayer, del INTA Bordenave, en los últimos años modernizó la ganadería de ciclo completo, que lleva adelante con un rodeo de 1.600 vientres Angus. Desde Valor Carne presentamos su caso como muestra del progreso del sistema pastoril que siempre estuvo un paso atrás de la agricultura. Una oportunidad en la nueva era de granos caros.

Diego Chiatellino junto a una sorgo.

Diego Chiatellino junto a una sorgo BMR.

“Mi abuelo inició la ganadería con manejo tradicional, sin demasiado análisis. Allá por el año 2000, conocí a Aníbal (Fernández Mayer), en un curso de nutrición animal que daba el INTA y poco después empezamos a trabajar juntos. Él hacía ensayos con nuestros animales y pastos, utilizando nuestro campo como demostrador, y a mí me cambió la cabeza, me brindó conocimiento”, recordó Chiatellino, refiriéndose al impacto de la colaboración público-privada.

“Yo le planteé que mi objetivo comercial era vender animales gordos todos los meses para pagar los costos fijos de la empresa, que hasta 2010 salían sólo dos a tres veces al año. Y él me enseñó a manejar la ganadería pastoril como las cosechas”, sostuvo, detallando que hicieron un plan de trabajo para alcanzar la meta.

Desde entonces, comenzaron a tomar datos y a intervenir en el sistema para lograr eficiencia. “Pesamos los animales mensualmente, llevamos estadísticas de ganancia de peso por categoría y por estación climática, según el recurso forrajero. Sembramos alfalfas y verdeos de invierno y algo de verano, como los sorgos BMR o nervadura marrón, e hicimos la planificación en base a toda esa información”, indicó.

Una premisa de Fernández Mayer es que, aun alimentando un animal a pasto, sin los altos costos de los granos, si está más de dos años en el campo no sólo no es negocio, sino que se perjudica la calidad de la carne. Sobre esta base, técnico y empresario acordaron mejorar los indicadores de la cría, la velocidad de crecimiento y suplementar estratégicamente la invernada para acelerar el engrasamiento del animal y mejorar sustancialmente el flujo de fondos de la empresa.

Sistema mejorado

Para Chiatellino, un cambio trascendente fue aprender a intervenir a tiempo en los procesos. “Pongamos un ejemplo en la cría. Cuando hago el tacto en marzo, la realidad es que me muestra qué pasó en el servicio, pero no me permite influir en el resultado; si es malo, como en una oportunidad que tuve el 80% de preñez, no tengo forma de solucionarlo”, contó. Por eso, prosiguió, “adopté el tacto preservicio, para ver cómo están las vacas, si están ciclando, ya que a veces el estado corporal puede confundir. En función de eso, si necesito que engorden más, voy más rápido con la rotación del pasto, comen a boca llena, sin restricción, y luego echo los toros”.

¿En qué momento se hace este tacto? “En septiembre, generalmente 20 días antes del servicio. Si bien al mejorar la alimentación las vacas no se recuperan tan rápido, sigo con ese plus un tiempo más ya que los toros se retiran el 8-10 de diciembre. Incluso puedo intervenir destetando precozmente algunos terneros más. Si la vaca viene retrasada y el clima está seco le saco el ternero en noviembre”, explicó, aclarando que tras poner en marcha esta práctica la preñez nunca bajó del 92%.

Otro cambio importante fue implementar el destete precoz en volumen. “De los 1.200/1.300 animales que se engordan, unos 600-700 provienen de destete precoz, a los 80 kg, y el resto de destete convencional. La clave es que los manejamos de forma tal que al final del ciclo no se distinguen entre ambos”, indicó Chiatellino, pormenorizando que la práctica se aplica a tres categorías: vaquillonas de primer parto (con servicio de 15 meses) para facilitar la próxima preñez; vacas CUT (cría de último ternero) que después se engordan para venta; y vacas de final de parición o que por algún motivo se atrasan, para que puedan volver al grupo cabeza.

Una novedad es la utilización de taninos como antiparasitarios naturales. “Tenemos muchos problemas de parásitos, con resistencia a ivermectina y a otras drogas. Hicimos un ensayo junto con el veterinario, dosificando los taninos en el agua de bebida y vimos el efecto beneficioso: nos permitió ganar 100 gr/cab/día, adicionales. En concreto, funciona, se convive con un nivel de parásitos que está por debajo del umbral, según el conteo de huevos”, reveló.

Manejo de precisión

Desde un comienzo, técnico y productor fueron armando un esquema de trabajo, dividiendo el rodeo en cuerpo, cabeza y cola, cada uno con un manejo diferente.

“En el grupo cabeza, con tropas de 400/500 animales, estamos logrando 800-900 gr/día promedio año, sin suplementación, salvo excepciones”, aseguró el productor, aludiendo a que aprovechan la avena, cebada y centeno durante la encañazón. El tal sentido, Fernández Mayer hizo ensayos en Agropecuaria Don José y en otros campos que validan que en esa etapa aumenta el nivel de azúcares solubles y el mismo forraje permite casi duplicar las ganancias de peso comparadas con el pastoreo en momentos anteriores.

¿Cuándo suplementan?  “Bueno, más allá de pesar los animales todos los meses, lo cual me permite tomar medidas, hago análisis de pasto. Puede ocurrir que en otoños llovedores, por ejemplo, la avena tenga pocas proteínas, pero se puede intervenir. Entre los resultados del laboratorio y lo que me marca la balanza, voy tomando decisiones”, aseveró.

 Y aclaró: “Además de los forrajes frescos, analizamos el expeller de girasol que producimos en el campo, el silo de maíz y el sorgo de planta entera para armar una dieta precisa, suplementando con granos de cereal sólo para acelerar el engrasamiento del animal”. Y en esto también se ve el progreso: “en el grupo cola, cuando empezamos usábamos el 1% del peso vivo y hoy menos del 0,5% porque cada vez contamos con más pasto fresco de mejor calidad”, subrayó.    

En síntesis, el grupo cabeza (del destete de marzo) se vende en menos de 12 meses, o sea a partir de febrero, sin haber consumido granos nunca, y el grupo cola, en un máximo de 20 meses, todos muy bien terminados.

“La alimentación forrajera es muy dinámica y variable, mucho más compleja que un feedlot.  En el engorde a corral se da maíz, suplemento proteico y algo más. A pasto es más difícil, pero tiene sus ventajas”, opinó Chiatellino.

Novillos en serie

Novillos en terminación en un centeno.

Novillos en terminación en un centeno.

Hoy, con su modelo pastoril mejorado, la facturación de la ganadería representa el 30-40% del total.

“Vendo una o dos jaulas por mes, lo que me permiten cubrir los costos fijos de la empresa”, afirmó. Los novillos salen con 440-460 kg, para consumo o exportación, durante todo el año; las vacas gordas, con 470-490 kg van a exportación, también todo el año; y las vaquillonas, con 340 kg, un poco más concentradas, de octubre a abril, y se destinan al consumo.

“Diversificamos mercados y precios a lo largo del año y eso nos permite minimizar riesgos y aprovechar oportunidades, incluso en la compra de insumos agrícolas”, resaltó.

Para Fernández Mayer, una de las fortalezas de los sistemas pastoriles mejorados es que aprovechan los forrajes de alta calidad que se pueden producir en el país y que permiten terminar animales pesados, en menos de dos años, reduciendo costos. “No buscamos mayor producción de carne/ha, sino que jerarquizamos la velocidad de crecimiento, la ganancia de peso y el engrasamiento final. El objetivo es lograr un novillo joven, de calidad, que nos permita generar un excelente flujo de fondos para que la empresa sea sustentable”, concluyó.

Por: Ing. Ag. Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

10 Comentarios

  1. Santiago Algorta abril 28, 2022 at 1:20 pm - Responder

    cuando vi el título creí que “como la agricultura” implicaba que iba una vez por semana al campo durante 6 meses solamente… y no, en ganadería hay que laburar más todavía…

    • Daniel Roberto mayo 9, 2022 at 7:01 am - Responder

      Como la agricultura, al campo se va al menos una vez por semanba si está lejos, y más seguido si está cerca, ¿Kirchnerista?

  2. Tomás Llorente abril 29, 2022 at 4:05 pm - Responder

    Muy interesante el tema de los taninos en agua de bebida, podrían dar más información al respecto? Gracias!

  3. juan manuel andrade abril 29, 2022 at 7:11 pm - Responder

    Hola, muy interesante el tema,yo tengo muchos problemas con el agua sobre todo en verano cuando hago tropas numerosas, estoy instalando automáticos en los molinos y en algunos tanques una motobomba, pero he observado que se atropellan mucho y rompen bebedero, flotantes, maroma.Quisiera saber como manejan ese tema y además la persona que me vendió el campo era muy mayor y note que en las bebidas tenía trozos de quebracho, pregunto tiene algo que ver con el tanino, como lo suministran?Muchas gracias

    • anibal fernández mayer mayo 2, 2022 at 3:03 pm - Responder

      Estimado Juan Manuel le pido que me envíe a mi correo particular (afmayer56@yahoo.com.ar) un celular para hablar del tema AGUAS, así puedo enviarle además algunos trabajos que tengo sobre el tema.
      Muchas gracias
      Dr. Aníbal Fernández Mayer.

  4. Martín abril 30, 2022 at 10:32 pm - Responder

    Buenas! Muy buen ejemplo de como la planificación forrajera y ordenamiento del rodeo mejoran la sustentabilidad del sistema. Me interesa saber como manejan el pastoreo en el corto plazo (tiempos de ocupación, encierre, descansos, etc), gracias y felicitaciones!

  5. anibal fernández mayer mayo 2, 2022 at 3:05 pm - Responder

    Estimado MARTÍN le pido que me envíe a mi correo particular (afmayer56@yahoo.com.ar) un celular para hablar del tema de vuestro interés. Además puedo enviarle algunos trabajos que tengo sobre el tema.
    Muchas gracias
    Dr Aníbal Fernández Mayer.

  6. Jorge Lozina mayo 2, 2022 at 4:20 pm - Responder

    “Una premisa de Fernández Mayer es que, aun alimentando un animal a pasto, sin los altos costos de los granos, si está más de dos años en el campo no sólo no es negocio, sino que se perjudica la calidad de la carne”

    Como hacen el calculo para el tema que no es negocio si esta mas de 2 años en el campo, y que merma la caliad de la carne.

    Gracias saludos.

  7. Axel Zambrano mayo 6, 2022 at 5:46 pm - Responder

    Felicitaciones desde Venezuela por tan excelente y exitoso manejo!!!
    Me gustaría conocer los indicadores productivos y que criterio de selección usan para apartar los lotes de cabeza, cuerpo y cola. También me gustaría recibir los trabajos solicitados por los demás participantes y sobr

  8. Carlos Moreno Vivot mayo 23, 2022 at 10:12 am - Responder

    Excelente artículo. Me gustaría poder contactarme con el Ing. Chiatellino para profundizar todos estos temas

Dejar un comentario