En 2022 el carbunclo siguió activo en varias provincias

//En 2022 el carbunclo siguió activo en varias provincias

En 2022 el carbunclo siguió activo en varias provincias

2024-02-15T09:00:23-03:0020 de julio, 2023|0 comentarios

El carbunclo puede presentarse en rodeos de todo el país, aunque las zonas endémicas tienen relación directa con las características de los suelos ya que ahí quedan las bacterias en estado de esporos provenientes de bovinos infectados que mueren súbitamente.

Tal es el caso de Carlos Casares, uno de los 30 partidos bajo monitoreo de la provincia de Buenos Aires, donde se detectó un evento positivo en el último año. En 2019 ya se habían producidos otros casos en ese distrito que tiene antecedentes históricos de persistencia de carbunclo. “En años secos, como fue el 2022, la superficie de arroyos, lagunas y bañados se reduce drásticamente y es utilizada por la ganadería de cría, que convive con los esporos de Bacillus anthracis. Entonces, si los animales no están vacunados, contraen la enfermedad y al morir liberan más esporos al ecosistema”, describió en su informe anual el MV Ramón Noseda, referente internacional en la temática. De cualquier modo, el dato es alentador frente al 10% de positividad promedio contabilizado en el área desde 1977, año en que comenzó a llevarse registros.

Desde comienzos de 2021, en Buenos Aires tiene vigencia plena la normativa que impide mover bovinos no vacunados anualmente. “Sin embargo, será necesario continuar con la práctica muchos años más, así como sostener los monitoreos, hasta lograr por lo menos cinco años consecutivos sin aislamientos positivos en el área de evaluación de carbunclo”, advirtió el académico.

Para finalizar, Noseda dejó una preocupación sobre esta enfermedad transmisible a las personas. “Desde 2018 el Ministerio de Salud de la Nación, dejó de publicar los casos de carbunclo humano, marcando así un retroceso en una información epidemiológica estratégica de esta zoonosis que puede afectar a la gente del establecimiento ganadero”, advirtió.

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario