Cuánto engordan livianos y pesados según el procesado del maíz

/, Innovación/Cuánto engordan livianos y pesados según el procesado del maíz

Cuánto engordan livianos y pesados según el procesado del maíz

2022-02-24T12:07:35-03:0024 de febrero, 2022|Tags: |19 comentarios

Biofarma es una empresa de nutrición animal con más de 40 años de trayectoria que cuenta con un feedlot experimental, en Jesús María, Córdoba, con el objetivo de generar información para contribuir a mejorar la eficiencia de la ganadería intensiva. El Ing. Agr. Juan Manuel Bollatti, Gerente técnico del centro de investigación, presentó los resultados de un estudio inédito que combina distintos grados de procesamiento del grano de maíz con las principales categorías que faena el país. Una información estratégica para tomar decisiones en la nueva era de alimentos caros.

“El maíz es el 70-80% de la dieta del feedlot y hay numerosos trabajos que indican que el solo hecho de procesarlo tiene un alto impacto en el engorde. Pero la idea fue cuantificarlo con rigor científico, en una muestra representativa de los modelos productivos del país, comparando sus efectos en novillos livianos y pesados”, planteó a Valor Carne el joven profesional, con estudios de posgrado en los Estados Unidos, aludiendo a la importancia de contar con evidencias locales de la performance animal cuando se pasa de grano entero a quebrado, grano húmedo y rolado al vapor.

¿Cómo se suministra el grano? “En la Argentina, una buena parte de los productores procesa el grano, ya sea como quebrado o húmedo, sin embargo, un gran número aún lo utiliza entero, sin ningún grado de tratamiento. Si bien esta modalidad es predominante en feedlots de menor escala, también se observa en los de mayor tamaño”, afirmó, detallando que la limitada adopción de esta práctica se ampara en varias justificaciones.

“Se habla del trabajo y el costo extra que significa. A esto se suma la falta de información reciente y que algunos estudios de hace unos años mostraban diferencias menores o nulas entre grano entero y procesado. También se oye que, con hacienda liviana, la más difundida, no es necesario procesar. Pero no es lo que demostramos con nuestro ensayo”, argumentó Bollatti.

Históricamente, el maíz fue barato en el país, pero las fuertes subas de los últimos tiempos, que probablemente sean de largo plazo, están haciendo repensar a cualquier productor las prácticas que se aplican.

La experiencia

El equipo de investigadores de Biofarma junto a pasantes de agronomía y veterinaria.

El equipo de investigadores de Biofarma junto a pasantes de agronomía y veterinaria.

El Centro Experimental de Nutrición Animal de Biofarma (CENAB) está diseñado para hacer estudios con hasta 2.000 mil animales y posee 12 colaboradores entre técnicos y personal de apoyo, abocados exclusivamente a la investigación. Con infraestructura de avanzada, cuenta con el primer equipo de rolado al vapor del país, con fines no sólo experimentales, sino también productivos.

El ensayo se basó en una muestra de gran tamaño y un protocolo de trabajo estricto como para obtener conclusiones consistentes. “Se trabaja con la idea de que todos los estudios puedan ser publicados en revistas científicas nacionales e internacionales de producción animal, de modo que la información esté validada y disponible para productores y técnicos”, aseveró Bollatti.

¿Cómo se diseñó el experimento? Participaron 392 animales británicos que llegaron desde distintos establecimientos de Buenos Aires y La Pampa. Aplicando un diseño de bloques al azar, se formaron 28 corrales con 14 novillos cada uno, separando los livianos, que ingresaron con 250 kg promedio y los pesados, con 380 kg promedio. Los distintos tipos de procesamiento de granos fueron asignados en forma aleatoria para medir su efecto en el engorde y la interacción con la categoría animal.

Todos los tratamientos consistían en la misma dieta base, compuesta por burlanda, silaje, alfalfa e igual proporción de maíz, sólo se diferenciaban en la forma en que se utilizaba el grano, cuatro en total. Uno, grano entero sin procesar; dos, grano seco quebrado hasta un tamaño de partícula de 2 mm; tres, grano húmedo, cosechado con 27% de humedad, quebrado y compactado; y cuatro, maíz rolado al vapor, cocinado y aplastado.

Tanto el grano húmedo como el rolado al vapor fueron mezclados con una cuarta parte de quebrado seco. En el primer caso, para optimizar sus efectos y reducir el riesgo de acidosis, y en el segundo, si bien es más seguro, para trabajar en situaciones comparables entre ambas.

“Armamos las dietas según la literatura previa y, a la vez, imitando las que podría utilizar cualquier productor en su establecimiento, incluso en el feedlot comercial de Biofarma que complementa y da sustentabilidad al centro experimental”, comentó Bollatti.

Derribando mitos

Tras 100 días de engorde, con mediciones a campo y en la industria, los resultados obtenidos en materia de procesamiento se alinearon con la revisión bibliográfica.

“Demostramos que el tratamiento del grano, ya sea quebrado seco, grano húmedo o rolado, no sólo optimiza la ganancia diaria y la conversión alimenticia, sino la producción de carne y el grado de terminación de la res, comparado con el grano entero”, señaló.

A modo de ejemplo, se registró una mejora en la conversión de 11% para maíz quebrado, 18% para maíz grano húmedo y 17% para rolado al vapor, respecto al maíz entero. A su vez, hubo otro salto de 7% para maíz húmedo y de 6% para rolado al vapor, comparado con el maíz quebrado.

“Entre el grano húmedo y el rolado a vapor los resultados fueron prácticamente los mismos, lo cual resalta la fortaleza del primero, una tecnología disponible para todos y que muchos feedlots ya utilizan. En nuestro caso, el húmedo se complementa con el rolado a vapor, que aporta otros beneficios como una producción constante a lo largo del año, además de reducir riesgos de acidosis, aún con alta inclusión, así como una mayor palatabilidad”, subrayó.

Para Bollatti, la principal conclusión es que la mejora en la performance es independiente del tamaño del animal. “La diferencia entre tratamientos es menor en hacienda liviana, pero de cualquier manera existe y esto es clave porque se trata de un negocio de márgenes muy reducidos, de centavos. Al contrario de lo que muchos piensan, procesar el grano es tan importante en animales livianos como en pesados”, destacó, presentando uno a uno gráficos ilustrativos con parámetros por categoría.

La ganancia de peso vivo

Se registra un marcado incremento en las ganancias de peso diarias a medida que aumenta el grado de procesamiento del maíz, en ambas categorías. “En el gráfico, se puede observar claramente como la falta de tratamiento del grano limita la ganancia diaria. Recuerdo una nota del Ing. Agr. Pordomingo, en Valor Carne, allá por el año 2020, donde identificaba esta misma problemática, bueno, ahora la pudimos evaluar y cuantificar en un mismo ensayo”, señaló Bollatti.

La conversión alimenticia

La conversión también mejora con el procesamiento, sobre todo en animales pesados, con un efecto más marcado cuando se pasa de grano entero a los otros tratamientos. En los livianos la diferencia del grano entero respecto del quebrado es menor, pero significativa. “En ese sentido, nuestro ensayo derriba un mito que condiciona la producción de carne de consumo”, aseveró.

El peso de la res

El peso de la res, así como el área de ojo de bife, aumentan con el procesado (de 11 a 21 kg más por cabeza). “El costo de reposición de la hacienda es cada vez más importante, un desafío que se suma al alto precio del grano. Por eso, una práctica que nos permita maximizar la productividad individual es fundamental para el negocio”, afirmó.

El engrasamiento

Para novillos británicos, el nivel de grasa dorsal adecuado es de 7-8 mm en livianos y de 9-10 mm. en pesados. “Con el grano entero lleva más días lograr el mismo grado terminación que con el procesado, estrategia que permite enviar antes los animales a faena”, advirtió.

Para finalizar, el Ing. Agr. Marcelo Vilosio, Gerente General de Biofarma, resaltó que ganar eficiencia en el engorde justifica la mejora en infraestructura alimentaria.  “Pienso que muchas veces no se tomaban este tipo de decisiones, porque no conocíamos cuál era el impacto que lograríamos en nuestros modelos productivos. Como empresa de nutrición animal, en el día a día con el productor, vimos que faltaba esa información y ahora, con este ensayo y otros que estamos haciendo, va a tener más herramientas para encarar los desafíos que enfrenta la ganadería intensiva. Las puertas de nuestro centro experimental están abiertas para que todos puedan ver y evaluar nuevas tecnologías”, concluyó.

Por: Ing. Agr. Liliana Rosenstein
Editora de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

19 Comentarios

  1. Carlos Peruchena febrero 24, 2022 at 10:32 am - Responder

    Excelente informacion tecnica.
    Fundamental ahora, es el analisis economico de los resultados.

  2. Leandro Abate Daga febrero 24, 2022 at 10:57 am - Responder

    Muy buen ensayo y exposición de los resultados logrados. Es un tema muy importante para aclarar, porque tradicionalmente, el uso del grano entero en ciertos Establecimiento, sigue siendo asunto de discusión. Saludos!

  3. Claudio Ghiglione febrero 24, 2022 at 12:56 pm - Responder

    Muy buena la nota. Aunque, no me despeja la duda acerca de los costos de procesar el maíz. Sobre todo para los pequeños productores que racionamos con maíz propio, y el acceso a plantas de procesamiento nos resulta extremadamente dificultoso y oneroso.(fletes de ida y vuelta, pagar el servicio etc), o bien la compra de la maquinaria adecuada, lo que representa una inversión enorme , según la escala de la explotación.-

  4. Resconi Luis Maria febrero 24, 2022 at 2:01 pm - Responder

    En el caso del maíz habría que evaluar los costos de procesamiento y el tiempo que dura una vez procesado.
    Con el sorgo he hecho 3 veces los ensayos y prácticamente no hubo diferencias grano entero con grano molido.
    El cereal entero guardado en silo bolsa lo estoy utilizando en perfecto estado y tiene 3 años de embolsado.

  5. Javier Rouco Oliva febrero 24, 2022 at 2:02 pm - Responder

    Excelente nota, faltaría incluir análisis económico comparando la ineficiencia del grano entero vs quebrar y embutir…
    gracias

  6. Marcos Blua febrero 24, 2022 at 3:28 pm - Responder

    Muy buen trabajo , PERO este ensayo corresponde a dietas húmedas (burlanda) TMR con fibras largas (silaje, alfalfa) y generalmente el grano entero lo usamos en dietas secas sin fibra y en comederos autoconsumos, por lo tanto cambia TODO .
    Igualmente felicitaciones y gracias por el super trabajo !!! Saludos

    • Dario Colombatto febrero 26, 2022 at 9:26 am - Responder

      Coincido plenamente con este comentario, Marcos. Ya en 2007, en el Congreso de AAPA, Jim Drouillard de la Universidad de Kansas demostraba que en dietas con burlanda, el grano entero no se comportaba de la misma manera que los procesados. Creo que no se puede hablar tan livianamente de "derribar mitos". Hay trabajos realizados en Argentina (Dillon, 2005; trabajos de Pordomingo, etc), en EEUU (Relling et al., 2020; Loerch et al., 2005; Freitas et al, 2021) y Brasil (Carvalho et al., 2019) que reportan muy pocas diferencias entre procesados cuando la dieta es de muy baja fibra. En mi opinión, este ensayo es muy valioso pero no va a poder concluir que el procesado de maíz mejora los parámetros productivos en todas las situaciones. Sólo será válido para dietas con burlanda, lo cual, como ya fuera mencionado e incluso los autores lo confirman, es algo que la bibliografía ya había reportado.

  7. Miguel febrero 24, 2022 at 5:52 pm - Responder

    Felicitaciones Marcelo y Biofarma.
    Los feedlot del mundo usan grano procesado, los buenos de Argentina también.

    Para mi no hay que hacer mas pruebas.
    El que no lo quiere procesar maíz no lo haga pero no busque excusas pobres por no hacerlo.

  8. Martin GF febrero 24, 2022 at 6:37 pm - Responder

    Muchas gracias, muy interesante, quisiera amplien el agregado de quebrado seco a la dieta de quebrado humedo. Mencionan mayor riesgo de acidosis sin ese agregado.
    Hemos tenido problemas de conservación de quebrado húmedo embolsado, posiblemente haya que usarlo dentro de los 3 a 4 meses , lo que no es inconveniente si está bien planificado, y el lote se libera antes para sembrar un verdeo, por ejemplo. Hay un sobre costo menor de cosecha por volumen, entiendo que la eficiencia quebrado seco vs quebr húmedo mejoraría 7% según el ensayo, lo que en un feedlot casero es importante, pero si aumenta el riesgo de acidosis y obliga a mezclar con seco complicaría el manejo. En escala y manjo profesional no quedan duda, pero me gustaría una reflexion sobre estos comentarios.
    Gracias

  9. Carlos+J+Lusarreta febrero 25, 2022 at 10:00 am - Responder

    muy buena la nota y muy claros los datos, si tienen algun aporte para diferenciar en dietas con maiz y concentrados (dietas secas) se agradece, para todos los carrales chicos es fundamental

  10. Juan Bollatti febrero 25, 2022 at 10:47 am - Responder

    Hola a todos. Muchas gracias por sus comentarios.
    El análisis económico es otra parte del trabajo que esperamos podamos compartir pronto. De todas formas, la evaluación económica requiere un enfoque más particular, porque se encuentra altamente influenciado por cada sistema productivo, es decir, escala, infraestructura, mano de obra, disponibilidad y precios de materias primas, etc. Por eso, es algo que creo que debería evaluar cada técnico según su situación particular. Lo más valioso de este trabajo, es que, en esa evaluación económica/productiva, ahora tenemos una referencia objetiva sobre los beneficios productivos del procesamiento del grano de maíz en nuestras condiciones locales.
    Con respecto a las dietas, se formularon para poder evaluar el solo efecto del procesamiento del grano de maíz sin tener ningún otro factor limitante, como ser proteína metabolizable, nitrógeno ruminal, fibra efectiva, minerales, etc. Por supuesto, en toda evaluación nutricional la interacción con el resto de la dieta juega un papel importante, como también la forma de suministración; y nuevamente cada caso específico debería ser evaluado.
    En nuestra línea de investigación, ensayos que están en marcha o por hacerse, apuntan a responder la mayor cantidad posible de estas preguntas, como por ejemplo nivel de quebrado, proporciones entre quebrado seco y húmedo, interacciones con niveles de proteína y tipos de fibras, categorías de engorde, condiciones ambientales, y muchísimo más trabajo aún por hacer.
    Nuevamente gracias por los comentarios.

    • Dario Colombatto febrero 27, 2022 at 4:49 pm - Responder

      Estimado Juan, muy bueno el trabajo y una lástima no haber podido compartir contigo cuando estuvimos con el Curso Ganadero FUNDACREA en Diciembre. Con respecto a tus comentarios, cuando dices "referencia objetiva sobre los beneficios", hay que tener en cuenta que estaban usando dietas con burlanda y alfalfa. Casi que cualquier nutricionista entrenado tiene claro que el grano entero no funciona bien bajo estas dietas, pero sí compite mucho mejor cuando la dieta prácticamente no tiene fibra larga. Por esto, el mensaje no deberia (para mí) basarse en una crítica a los modelos que usan grano entero. No es un mito usar grano entero y tener buenas conversiones.
      Por el resto, el trabajo aporta una información muy apropiada y lo que es admirable es la cantidad de replicaciones experimentales usadas, lo que lo hace muy potente en el análisis estadístico. Ojalá se puedan seguir realizando muchos de estos trabajos. Saludos cordiales.

      • Juan Bollatti marzo 2, 2022 at 9:49 am - Responder

        Gracias por sus aportes Dr. Colombatto. Lamento si el mensaje se mal interpreto como una crítica a otros modelos productivos con uso de grano entero, bajo ningún punto de vista esta fue nuestra intención.
        Espero no falte otra oportunidad para continuar conversando.
        Saludos cordiales.

        • Colombatto Dario marzo 2, 2022 at 9:53 am - Responder

          No hay problema Juan, ya nos encontraremos en próximas visitas a vuestro centro experimental. Ese subtítulo "Derribando mitos" y otras aseveraciones aparecían como demasiado generales dado el diseño experimental usado. Nuevamente, que esto no oculte la calidad del trabajo en sí, y por muchas más!. Saludos

  11. Sergio Iván Pedonese Sikic febrero 26, 2022 at 3:35 pm - Responder

    Gracias por la exposición de estos datos. Tienen hecho algún ensayo con dietas que incluyan fibra de baja calidad y la inclusión de enzimas y/o microorganismos que favorezcan la degradación y la liberación de energía de estás fuentes de fibra? Creo fundamental ir hacia dietas eficientes con disminución del contenido de maíz en la tmr y que a la vez tengan un resultado productivo y económico similar o mejor que dietas con alto contenido de maíz. Cada vez tenemos más disponibles fibras procedentes de subproductos ( cáscara de maní , por ejemplo) o restos de cosecha o de cultivos de cobertura etc….no todos disponemos del mismo tipo de fibras de baja calidad , cada uno dependerá de su sistema productivo y cuánto de su sistema ganadero y agrícola puedan ensamblar. Agradeceré sus comentarios. Gracias!!

    • Juan Bollatti marzo 2, 2022 at 9:56 am - Responder

      Hola Sergio. Aun no realizamos ningún ensayo con ese tipo de aditivos. Hemos realizado bastante experiencia usando fibras de baja calidad como cascara de maní y heno de rastrojo, incluso lo utilizamos en algunos ensayos, siempre con el objetivo de lograr fibra efectiva en dietas de terminación. De algunos de estos ensayos, pudimos observar, como es de esperar, a medida que disminuimos la concentración energética de la dieta disminuye la eficiencia de conversión, hemos encontrado situaciones donde este empeoramiento en la eficiencia de conversión se justificaba por el ahorro en el costo de la ración. Es un análisis interesante, que merece ser evaluado en caso situación.
      Saludos cordiales.

  12. Gustavo Stantien marzo 2, 2022 at 7:48 pm - Responder

    Muy interesante, aunque habría que ver las posibilidades en los establecimientos agropecuarios ganaderos, cosa fundamental y nada fácil por cierto en Argentina. Me estoy refiriendo a la mayor parte de los ganaderos del país.

  13. MARIANO marzo 28, 2022 at 1:12 am - Responder

    queria preguntar::como almaceno el maiz cosechado con 27% humedad para quebrar y dar de comer,,,

    • Juan Bollatti marzo 28, 2022 at 2:50 pm - Responder

      Hola Mariano.
      El grano húmedo utilizado en el ensayo fue cosechado entre el 16 de mayo y 6 de junio con 27.3% de humedad en promedio (rango 24 – 32%). Previo a ser almacenado, el grano de maíz húmedo fue quebrado en 4 a 12 partes (granulometría media entre 2 y 2.5 mm) y almacenado en silo bunkers con compactado por pisado con tractor. Alrededor del día 75 fue la apertura del frente del silo. Al final del ensayo el maíz tenía alrededor de 180 días de almacenamiento.
      Espero esto responda tu pregunta.
      Saludos cordiales.

Dejar un comentario