Crisis en Corrientes: desde el Gobierno prevén menor producción de carne pero descartan cerrar exportaciones

//Crisis en Corrientes: desde el Gobierno prevén menor producción de carne pero descartan cerrar exportaciones

Crisis en Corrientes: desde el Gobierno prevén menor producción de carne pero descartan cerrar exportaciones

2022-03-03T09:52:55-03:003 de marzo, 2022|0 comentarios

El ministro de Agricultura, Julián Domínguez, se refirió el miércoles a las consecuencias de la sequía y los incendios sobre la actividad ganadera de Corrientes y su impacto a nivel nacional. En ese contexto, si bien se abstuvo de precisar números, alertó que se prevé una menor producción de carne, fundamentalmente en 2023. De todos modos, aseguró que el Gobierno no subirá los derechos de exportación ni cerrará las exportaciones.

En una charla con periodistas de la que participó Valor Carne, y rodeado de sus colaboradores, entre ellos el Secretario de Agricultura y Ganadería, Matías Lestani y el Subsecretario de Ganadería, José María Romero, el ministro describió la situación provincial y las ayudas que se están enviando.

“Estos días terminó la emergencia en Corrientes, pero hay zonas que están encuadradas en zona de desastre. Tenemos un equipo trabajando allá encabezado por el INTA, Agricultura Familiar, la Provincia y las entidades de productores. La demanda todavía es enorme”, indicó Domínguez, destacando las dos líneas de créditos establecidas para atender la crisis, por $2.500 millones en total. Además, adelantó que planean trabajar todo el año en “asistencia técnica y económica” en el distrito y en algunas zonas de Misiones, Entre Ríos y Chaco, también afectadas por la crisis climática.

Al respecto Romero precisó que la región afectada “por sequías severas que dieron origen a los incendios afecta al 35% de las vacas de cría del país el 34% del stock nacional y al 30% de los terneros. Es decir que un tercio de la ganadería argentina está ubicada en este lugar con altísimas dificultades climáticas”.

Los funcionarios evalúan que la zona va a tener que bajar su carga animal por falta de forrajes. “Por la sequía va a ser muy difícil la producción de pastos de otoño para poder ser utilizada en invierno. Ya estamos viendo un crecimiento del envío a faena de vacas D y E”, aseguró y consideró que “con el tiempo vamos a ir viendo de qué manera se ve afectado el destete y lo que pase en las preñeces en primavera-verano”.

¿Esto puede influir en el plan oficial de exportaciones? Si bien Romero destacó que “al ser una zona fundamentalmente de cría, el impacto habrá que verlo en el tiempo”, no dudó en responder que la situación “va a afectar y condicionar el volumen de carne producida” y que “las exportaciones están relacionadas a ese volumen”.

“La única forma que vamos a poder eliminar las tensiones de precios en el mercado interno en relación a una demanda internacional creciente en precios y volúmenes va a ser aumentar la producción. El objetivo era crecer en 600 mil toneladas en el mediano plazo, mediante un plan ganadero, un 20% más de producción”, destacó.

Para Domínguez, este nuevo escenario obliga a las autoridades a “una evaluación constante” para ver “cuánto finalmente terminó impactando ya que hubo zonas, como en Mercedes donde el escenario era dantesco, pero también muchos productores tuvieron oportunidad de cortar alambrados y sacar los animales”.

Por su parte, Lestani sostuvo que “el mayor impacto se dará en 2023 por pérdidas de servicios” y consideró que, en el corto plazo, el adelanto de la zafra de vacas D y E va a elevar los volúmenes de exportación”. Al respecto, subrayó que esta salida de vacas de refugo ya se estaba dando: “hacia medianos de febrero, con la sequía, los productores ya estaban sacando las vacas. Los incendios dieron su impacto adicional”, aseguró.

¿Cuándo se sabrá cuánto se podrá exportar en adelante? “Lo de Corrientes cambia el cuadro de situación. Nosotros siempre trabajamos en base al stock y los niveles de productividad para cuantificar los volúmenes de producción y en base a eso se determina cómo se va articulando la complementariedad de mercado externo e interno”, indicó Lestani.

Ahora, la duda de los funcionarios está sobre lo que pueda pasar a partir de agosto. “Si bien vamos a contar con los resultados del stock ganadero a principios de abril ahí no vamos a tener contemplado el impacto de este episodio. Eso se verá con la vacunación y ahí podremos hacer una evaluación. Pero estamos seguros de que va a haber un impacto”, subrayó,

La previsión de Lestani es que “con el nivel de pérdidas que hay vamos a tardar 3-4 años a volver a los niveles productivos anteriores a la crisis”.

Descartan cierre de exportaciones

Durante varios pasajes del encuentro, Domínguez buscó llevar tranquilidad sobre un hipotético cierre o reducción mayor de las exportaciones de carne.

“Las entidades nos pidieron un stock de previsibilidad. Nuestro objetivo es que se mantenga el nivel de exportación del año anterior. Por eso atacamos con el plan de financiamiento para permitir hacer todas las inversiones en el 2023”, sostuvo. Y enfatizó: “No va a haber cierre de exportación y no va a haber aumento de retenciones. Son las dos decisiones que el Presidente definió como eje de trabajo”.

¿Por qué las exportaciones cayeron un 24% interanual en enero? El ministro ensayó una respuesta y reveló un acuerdo con la cadena de ganados y carnes. “Habíamos acordado exportar un volumen de unas 160 mil toneladas para el primer cuatrimestre y luego, con los datos de la vacunación, plantear el resto del año”, explicó.

En ese sentido, subrayó que “vamos por este sendero de exportación el primer cuatrimestre”. Esto implica respetar las cuotas internacionales y exportar libremente la carne de vaca D y E. “Lo que va por fuera de eso es lo que se administra”, sostuvo.

En tanto, reiteró un concepto que planteó al inicio de su gestión: “No se le puede pedir a la ganadería lo que no puede dar. Para poder exportar más hay que aumentar el peso de faena y la productividad, esos son los ejes del Plan Ganar. Eso sigue en pie con el escenario que nos planteó Corrientes”, aseveró.

“El compromiso es evaluar como cierra la vacunación en abril, seguramente se va a demorar un poquito más por lo de Corrientes. Y a partir de ahí vamos a ver como alcanzamos los objetivos del resto del año”, enfatizó.

Finalmente, trató de alejar las dudas sobre el peso de otras áreas sobre la decisión en política de exportaciones. “Nosotros queremos que se exporte más. Este ministro quiere llegar al millón de toneladas y el que decide la política agropecuaria es este ministro y el Presidente. Estos temas se discuten y se deciden acá”, concluyó Domínguez.

Nota de la redacción: dos aspectos generan dudas sobre lo manifestado. En los últimos años, Corrientes representó, con mucha estabilidad, el 10% de las vacas y vaquillonas del país y el 6-7% de la categoría terneros (ambos sexos). No queda claro porqué se refirieron a una afectación del tercio del ganado nacional. Y, segundo, si bien insistieron en no cerrar exportaciones a causa de esto, da la impresión de que sí se pueden limitar más de lo que sucede hasta hoy.

Por Marcos López Arriazu, Jefe de Redacción de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

Dejar un comentario