Con gestión, mantuvo una excelente preñez a salvo de la seca

//Con gestión, mantuvo una excelente preñez a salvo de la seca

Con gestión, mantuvo una excelente preñez a salvo de la seca

2022-03-31T10:21:54-03:0031 de marzo, 2022|2 comentarios
Lic. Alejandra Menoyo.

Lic. Alejandra Menoyo.

Hasta los años ‘90, la familia de Alejandra Menoyo, Licenciada en Economía Agropecuaria, hacía cría de Angus en Nogoyá, Entre Ríos, y en 25 de Mayo, Buenos Aires, y terminaba animales para consumo sobre pasturas en Lobos, Buenos Aires, siguiendo el modelo de la época. En 2008, al hacerse cargo de la empresa, reordenó las actividades e intensificó la ganadería, tomando decisiones que le permitieron aumentar la preñez y la productividad (130%), producir novillos tipo exportación y llevar adelante su familia, con tres hijos, en CABA.

Los detalles de su estrategia productiva y los motivos del golpe de timón del negocio, fueron contados semanas atrás en Valor Carne.

Pero la nota dejó abierto el interrogante sobre qué resultados tendría el manejo específico para superar la seca que viene afectando los sistemas productivos.

“Prioricé la vaca gestante y la que tenía ternero al pie. Por ahora la pérdida económica se notó en el maíz, en las 100 ha, porque eran de primera, el cultivo al que más le pegó el déficit de lluvias. Normalmente con 6-7ha hago una bolsa de silo picado y este año necesité 10ha, y la calidad no es la misma. También sufrieron las praderas, perdieron plantas, hay más malezas, y todo eso obviamente impacta en la hacienda”, relató a este medio, indicando que para sobrellevar el problema optó por descargar el campo.

“Tenía vacas de descarte y las quería mejorar, llevarlas de manufactura a gordas, pero tuve que sacarlas anticipadamente. Y también vendí terneras de recría, que guardo para reposición y engordo las que sobran, pero este año no estaban para encerrar, eran chiquitas, pesaban 200 kg, y no las podía seguir recriando en el campo ni con silo, no tenía. Entonces, para evitar que perdieran estado y malvenderlas en la zafra, las despaché en enero. Pero no fue tanto el perjuicio comparado con la sequía de 2008-2009 ya que hoy los precios son buenos”, aseveró. Y adelantó: “En estos días se harán los tactos. Ahí voy a tener el feedback del manejo. Por lo visto, no habrá grandes bajas en la preñez”.

Esta percepción, ahora se convirtió en certeza. “Hoy hice los tactos y en promedio estoy en 94,5%. Dentro de los parámetros de los últimos años, no se nota el impacto de la seca, las vacas están en un estado bárbaro”, nos contó esta semana, detallando que además de descargar el campo “pudimos amortiguar los efectos de la crisis gracias a las praderas de alfalfas y las reservas”.

Felicitaciones Alejandra!

Para conocer los detalles del planteo productivo de Menoyo, les recomendamos leer la nota “Más que duplicó la productividad y ganó calidad de vida”.

Print Friendly, PDF & Email

2 Comentarios

  1. Fernando Pablo Grippaldi marzo 31, 2022 at 11:44 am - Responder

    Alejandra, ha hecho hincapié en aquella frase ya muy trillada “que la vaca también se preña por la boca”.

  2. Franco abril 3, 2022 at 11:24 am - Responder

    Sería interesante que agregaran más datos , por ejemplo qué cantidad de hectáreas sembradas, número de vientres, peso del destete..etc etc.

Dejar un comentario