Cómo vive una empresa con el cepo exportador

/, Protagonistas/Cómo vive una empresa con el cepo exportador

Cómo vive una empresa con el cepo exportador

2021-06-03T09:20:02-03:003 de junio, 2021|15 comentarios
Luis Medina.

Luis Medina.

La histórica planta de Hughes, Santa Fe, que desde 2016 opera bajo el nombre Black Bamboo Enterprises, es propiedad de un fondo de inversión chino y toda la fuerza laboral, directores, jefes y operarios, es argentina. Su esquema de negocios genera una facturación de entre USD 10 y 12 millones mensuales, un 70% proveniente de la exportación y un 30% del mercado interno. Hasta la reciente suspensión de los embarques, faenaban unos 14 mil animales mensuales, en gran parte pesados, tras haber ajustado sus ya exigentes protocolos a los requisitos de la pandemia.

“Veníamos operando prácticamente a nuestra capacidad máxima, a pesar del covid-19, con más de 600 empleados activos. Pero hoy estamos terminando de procesar las reses que teníamos en cámara y el personal de faena está en garantía horaria, cobran el 70% del sueldo básico. Lo mismo ocurre con la mayoría de los frigoríficos exportadores”, aseguró Luis Medina, Director de Desarrollo de Negocios de la compañía, que trabaja en la industria frigorífica desde hace 34 años y ya le tocó cerrar una planta del grupo Marfrig. En tal sentido, la firma brasileña había comprado nueve unidades en la Argentina y llegó a tener una sola en funcionamiento, tras la escalada de intervenciones al mercado de carnes iniciada en 2006.

“Ahora, son 30 días de suspensión, han aprobado los permisos de embarque que presentamos antes del 20 de mayo, cuando se anunció la medida, pero los siguientes están en observación, demorados. No sabemos si se cumplirán la veda completa, o si se levantará antes, como ocurrió con el maíz, tampoco conocemos cómo quedará planteado el negocio”, señaló, aludiendo a los rumores de suba de retenciones y vedas a la exportación de algunos cortes.

Para Medina el mayor condicionante a futuro de Black Bamboo es la infraestructura especializada de la planta, las altas normas de calidad y el personal entrenado para atender los mercados internacionales, así como la cartera de proveedores de ganado apto para esos destinos.

“Nosotros no podemos reconvertirnos de lleno al consumo interno, primero porque está cubierto, no hay una demanda insatisfecha, no falta carne. Además, nuestra operatoria es muy costosa, no se soporta si no es con ventas al exterior. Y eso le pasa al 90% de los frigoríficos de perfil exportador. Es fundamental la reapertura, para la continuidad de estas empresas”, advirtió.

¿La integración comercial de Hughes? “Gracias a que exportamos 1.500 toneladas mensuales, vendemos otras 500 toneladas al consumo interno, con alta calidad y en forma competitiva. Trabajamos con grandes cadenas, participamos del plan del Gobierno para entregar cortes a bajo precio y, además, abrimos un local de venta al público en nuestra planta, donde se puede encontrar valores hasta un 30% más baratos”, respondió, detallando que con esta iniciativa atienden gente de la localidad que tiene 6.000 habitantes y de otras vecinas.

El freno

Con el cepo exportador y el cese de comercialización de hacienda impulsado por los productores, el primer sector afectado en la planta fue la faena. “Si la retomáramos, aprovechando la ventana de ofertas anunciada por los productores, nos enfrentaríamos a un mercado irregular, no hay precios para la hacienda pesada y así no se pueden planificar negocios”, avisó.

Black Bamboo embarca a tres destinos principales, empezando por China, que llega casi al 50% de la facturación, seguido por Israel y Europa.

“Vendemos a China la vaca manufactura completa y algo de cortes especiales del novillo, de la rueda y delantero, no mucho”, dijo Medina, aclarando que envían los 23 cortes individuales de esa vaca, incluyendo el asado, que no se comercializan en la Argentina.

“Hace mucho tiempo, se hacía conserva y carne cocida, era un negocio que cerraba hace 20 años. Luego estos procesados desaparecieron del comercio internacional, no hay clientes que los tomen. Y esa vaca perdió su valor, se discontinuó el rubro, perjudicando sobre todo al criador”, planteó, indicando que esto contribuyó a que el país tuviera rodeos añosos por la escasa reposición de hembras.

“La vaca que exportábamos era rechazo de cría y de tambo, pero como no había precio quedaba en el campo. Cuando China entró en el comercio, fue tomadora de esa categoría que llegó a tener cotizaciones asombrosas, acercándose al novillo”, explicó Medina. Entonces, hubo una mejora en el resultado económico del productor, que impulsó el recambio por animales jóvenes, un círculo virtuoso clave para la eficiencia del rodeo.

¿Esa vaca no tiene mercado en el país? “No. Es un animal viejo, no es el tipo de carne que consume el argentino, es dura, con poca grasa, con colores oscuros. China no tiene nuestra cultura, la mayoría sigue comiendo con palitos, carne procesada, en trozos chiquitos, hervidos o feteados”, respondió.

¿Y Europa? “Exportamos cortes del trasero de novillos trazados, de unos 500 kg, de campos habilitados para la UE. Estábamos a punto de completar nuestro cupo Hilton. Pero el mercado europeo, lamentablemente, tiene la experiencia de que nosotros vamos y venimos con las ventas; hay incertidumbre entre los clientes, en un momento en que abrieron los restoranes, donde se colocan nuestros cortes, tras los cierres por el coronavirus”, contó, adelantando que por lo pronto no se llegó a incumplir contratos.

Además, con los delanteros de esos novillos hacen el kosher para Israel, pero los importadores están preocupados por los sobrecostos que implica la veda. “Los equipos especializados en el ritual de matanza y de revisación de pulmones y demás órganos, que son israelíes, hoy están en Hugues. Eso significa un costo enorme para brokers y clientes finales”, indicó, refiriéndose a que están haciendo gestiones ante la embajada para ver si dan marcha atrás con la medida, por ahora, sin éxito.

La esperanza

Por último, Medina se refirió al clima de tensión, que se vive en el día a día en la zona. “Los productores están muy preocupados por sus propias actividades y porque el frigorífico significa una salida comercial importante para su ganado. También, hay incertidumbre por la fuente laboral entre nuestros más de 600 empleados y los 120 indirectos, que viven en Hugues, Venado Tuerto, Colón, Wheelwright, Melincué, entre otros. Somos el principal empleador del sur santafecino”, aseveró. Y alertó: “Esperamos que no vuelvan las mismas prácticas de la anterior gestión kirchnerista, porque se perdió mucha riqueza genuina, es más el stock bovino no está totalmente recuperado y hay algunas industrias aún paradas desde aquella época”.

Para finalizar, destacó porqué desde Black Bamboo están más esperanzados en esta oportunidad. “A diferencia de aquella vez, tenemos un mundo mucho más demandante de carne roja, en particular Asia, donde el poder adquisitivo siguió creciendo a pesar de la pandemia. Y la Argentina, que necesita divisas, tiene un papel geopolítico trascendental con la exportación de este alimento. Hay un futuro muy prometedor, depende de nosotros aprovecharlo”, concluyó.

Por Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne

Print Friendly, PDF & Email

15 Comentarios

  1. adrián junio 3, 2021 at 10:29 am - Responder

    Muy buena nota, ahora bien cual es ese elevado costo, cuanto significa por tonelada exportada, para aclarar mas como funciona el negocio

    • Román junio 3, 2021 at 2:56 pm - Responder

      Como mínimo, un frigorífico exportador tiene el doble de personal que un frigorífico de consumo.
      Un frigorífico de consumo vende principalmente menudencias, cuero y medias reses, sin necesidad de mano de obra en cuarteo, despostada, cámaras, calidad, laboratorio, administración.
      Un frigorífico de exportación le agrega a la carne muchos procesos y costos, como cuarteo, desposte, envases, refrigeración, servicios logísticos, aduaneros, portuarios, análisis bacteriológicos, etc
      Para ingresar a los mercados mundiales es necesario cumplir muchos requisitos de calidad y certificaciones que el mercado interno no tiene, de ahí el famoso doble estándar sanitario.

  2. Diego Fernández Llorente junio 3, 2021 at 1:07 pm - Responder

    El presidente cree que suspender las exportaciones por un mes es como una feria de tribunales.
    Es notable como desconoce las actividades productivas y biológicas.
    Produce El y todos sus colaboradores daños irreparables para muchísimas actividades productivas.
    Ojalá este excelente artículo llegue a medios masivos
    Saludos

  3. Horacio Avila junio 3, 2021 at 1:16 pm - Responder

    Buen dia. Tengo una diferencia respecto a la calidad de las vacas que se faenan para China. La realidad es que todas las calidades de vacas son compradas para ese destino. No es cierto que solo se exporte la vaca manufactura y conserva que no se consume en el pais. De hecho, cuando la industria pasa precios para China arranca con las tipificaciones AyB. Como ejemplo pongo datos de los valores que se pagaban antes de la suspensión de las exportaciones. Vacas AyB $ 272,00 vacas C $ 268,00 vacas D (manufactura) $ 258,00 y vacas E (conserva buena) $ 243,00. Iguales valores que en el marcado de Liniers. De acuerdo a la tipificación del romaneo se liquidan. Es decir, las vacas carniceras A,B y C (consumo interno) también se exportan y por lo tanto los valores al mostrador de esta clasificación muy demandada en el segundo y tercer cordón del conurbano se pagan a precio exportación. Es muy difícil, a mi entender, desenganchar los valores ya que toda la vaca se exporta a China, sea como fuere su calidad carnicera.

    • Guillermo avellaneda junio 3, 2021 at 3:17 pm - Responder

      Perdoname pero como sub ciudadano del 2 y 3 nivel en el asado de obra no compramos vaca,Pobres si tontos no.

      Los paraguayo si porque comen carne de animales duros

    • Luis Maria Medina junio 3, 2021 at 3:39 pm - Responder

      Horacio, un gusto interactuar contigo. Sin duda, pueden haber un porcentaje de vaca buena que se haya usado para China, en especial en finales del 2019, donde los precios de China explotaron, luego de Anuga. Pero el gran porcentaje, de los 23 cortes, que es el formato mas común de comercialización con China son vacas D y E. Preferentemente la D, pero siempre, uno tiene que saber que en los lotes que se comercializan, hay un % de vaca E. Los Chinos son muy exigentes con el tema de la grasa. No la quieren en los cortes. Esto hace que la vaca gorda, de mejor categoría, tenga un rendimiento inferior en la preparación del producto. Por eso, siempre se apunta, en especial a la vaca D. Pero como digo mas arriba, muchas veces en la comercialización puede caer una vaca carnicera, pero no es la que se busca para este destino. Un gran abrazo y es bueno siempre intercambiar conceptos.

      • Ignacio de Uribelarrea junio 3, 2021 at 9:05 pm - Responder

        Bien explicado Luis, hablando se entiende la gente. Necesitamos mucho ejercicio de esto para logar entendernos.

      • Horacio Avila junio 7, 2021 at 1:34 pm - Responder

        Asi es Luis tal cual lo describís. Solo que nadie aclara (leí y escuche muchos comentarios respecto al tipo de carne que lleva China y no comen los Argentinos como si solamente se pagara altos valores por la manufactura y el resto no), que es bueno aclararlo. Las tropas que se cargan directas de estancia sin trazabilidad que antes iban a los mercados a venderse para consumo, están compuestas por muchas vacas carniceras que utiliza la industria para exportar. Cordiales saludos

        • Diego junio 10, 2021 at 11:07 am - Responder

          Es verdad que el precio de la vaca china hace subir el resto de las demás categorías, pero los precios también se mueven por la alta inflación además de los muchos y altos impuestos.

  4. Silvana Giancola junio 3, 2021 at 1:21 pm - Responder

    Excelente y muy clara la nota. Importante que el sector continué de modo conjunto presentando ante las autoridades los dos indicadores de alto impacto (entiendo, a favor de ambas partes de levantar la medida): mano de obra y divisas.
    .

  5. Carlos Orellana junio 4, 2021 at 4:57 am - Responder

    A mi entender Pronto se Terminara la Bonanza China por las carnes de Vacas Argentinas. China Demostrara que es capaz de ir mas rápido en la solución de problemas que el resto de los Paises. Ya tiene en marcha un Programa de Producción Porcina en base a Clonación Selección y Robotización para suspender las compras de terceros paises como EEUU y UE sus Competidores Geopolíticos. por otro lado desde 2006 vienen creciendo en la producción de carne Bovina y ya se Prepararon para la Importación de animales en Pie, en Barcos para Aprovechar lo que Argentina y otros TIRAN Y NO VALORAN (El quinto Cuarto como ser Sangre, patas manos cuero grasas pelos pesuñas tripas bilis ……hasta la Bosta) y sin CONTAMINACION.

    • Luis Maria Medina junio 4, 2021 at 9:23 am - Responder

      Estimado Carlos, probablemente los Chinos con su potencia, nos sorprendan y mejoren todas las previsiones, pero en el corto y mediano plazo seguirán demandando alimentos. En especial proteína animal, para su consumo y proteína vegetal para sus producciones de pollos y cerdos. Transcribo un dato que acabo de leer en este sitio : EL CONSUMO PER CÁPITA DE CARNE VACUNA EN CHINA CRECIÓ 35% EN 5 AÑOS, PASANDO DE 4,86 KG A 6,55, SEGÚN DATOS DEL USDA ELABORADOS POR FARMNEWS. EN CADA AÑO MOSTRÓ AUMENTOS, SIENDO EL MÁS IMPORTANTE EL CORRESPONDIENTE A 2019, CUANDO ALCANZÓ MÁS DEL 12% INTERANUAL..
      Creo que es una buena estrategia dedicarse los próximos años a prepararse para abastecerlos, en su demanda de alimentos. Y un dato mas, están liberando su potencial demográfico, autorizando a tener mas hijos.
      Por otro lado, en referencia a su ultimo párrafo, hay acciones muy interesantes en muchas plantas frigoríficas argentinas, donde se están aprovechando muy integralmente todo lo que usted menciona. Nuestra planta comercializa la sangre para hacer hemoglobina y plasma en polvo, el cuero se comercializa con las curtiembres, la bilis se recolecta y se vende a la industria cosmética. Patas, manos, pezuñas, tripas van al sistema de rendering, donde se produce sebo industrial; también usado por la industria cosmética y de balanceados; y harina de carne. Y el verde (la bosta) estamos compostandola, para hacer compost y algo de lumbricultura. Es muy interesante la posibilidad de aprovechar integralmente al animal. Y creo además que es un deber. Saludos, y es muy interesante su comentario.

  6. Pedro Nazar junio 4, 2021 at 11:44 am - Responder

    Muchas gracias Luis por tan interesantes intercambios. Así entendemos como es la realidad de los procesos del lado de la industria.
    Quisiera agregar una cuestión crucial para el otro lado de la industria, la de nosotros los productores. Siempre se vió que la señal que tenemos para subir o bajar la producción es el precio de venta de nuestros animales.

    Con ésta medida, al bajar el precio interno, se gatillará por ello la venta de la fabrica: nuestras vacas. Especialmente aquellos afectados por la baja del precio, que no tienen otra salida que liquidar, y que con los días se van incrementando. Resultado en 2009 30 mil productores menos.

    Todo ya tan sabido, que me pregunto como es posible los gobernadores no actúen para terminar con esta mentira? Van a esperar hasta que ya sea tarde?.

    • Cristian junio 5, 2021 at 5:27 am - Responder

      En respuesta a los que hicieron un pormenorizado analisis de la problemática que representa esta intempestida medida del cierre de las exportaciones de carne a los mercados de mayor demanda de las categorías que el mercado interno no absorbe.
      1ero Impacto inmediato en plena zafra de la categoria vacas las que no ha tener destino en pleno invierno las condena a perder kilos en el campo o a liquidarlas a un valor inferior con el consiguiente quebranto para el productor.
      2do El sector primario en pleno crecimiento ,retención de vientres , incorporacion de tecnologia en materia de pasturas , genetica,sanidad , nutricion y manejo ,ante esta medida según la aptitud de suelos migra hacia la agricultura en coincidencia con lo sucedido en el 2006 , donde la soja es el primer cultivo.
      El plan de rotacion en los sistemas mixtos tiende a la preservación de la fertilidad y estructura de ños suelos deteriorados por el monocultivo , erosion , etc , además de la desaparición de pequeños y medianos productores que son los que poseen el 80% de la actividad ganadera , los que generan empleos directos y indirectos en el interior del pais.
      3ero : La industria realizó la modernización y ampliación de sus plantas con importantes inversiones ,ademas de algunas con su reapertura.
      Generación de empleos genuinos ,los que por su especialización necesitan mano de obra ,en el momento de recesión mss profundo de la economia Argentina, donde se subsidian a mas de 20.000.000 de personas bajo distintos programas. La desaparición de estos puestos de trabajo condena a la migracion a los cordones urbanos de grandes ciudades engrosando la marginalidad ligada al narcotrafico ante la falta de oportunidades y a la narcocriminaludad.
      4to Mercados : Argentina habia logrado exportar mas de 75.000 toneladas mensuales , reabriendo destinos gracias a sus estandares de calidad de carnes , sus habilitaciones para los destinos de alta exigencia.
      Entre ellos Israel con el inicio de la faena Kosher, cuyos Rabinos debieron retornar ante la suspensión.
      Nuestros Embajadores acreditados en los paises importadores son objeto de requerimientos por parte de los compradores sin poder responderles .
      Mercado que se pierde resulta dificil recuperar , numerosas e importantes inversiones en la Promoción de nuestras carnes desde el IPCVA, productores e industriales .
      5to Las únicas razones son estrictamente Políticas ,destinadas a satisfacer pura y exclusivamente a Acciones Electorales.siendo responsables de las cuantiosas pérdidas ocasionadas a la Sociedad Argentina en su Conjunto y es motivo suficiente para iniciar un juicio Político a sus responsables.
      6to El que suscribe Dr Cristian Fernando Bianchi fue funcionario del Gobierno de Santa Fe periodo 1974,75,76 Dr Carlos Sylvestre Begnis ,aplicando la Ley Federal de Carnes donde se clausuraron 350 mataderos y degoñladeros de la Pcia , ordenando a la industria y garantizando condiciones higienico-sanitarias para los destinos de consumo interno y de las exportaciones.

  7. EL TABANO GANADERO julio 2, 2021 at 12:26 pm - Responder

    Sres. entro un poco tarde a escribir, no había visto estos enriquecedores intercambios de varios actores de la Cadena de Ganados y Carnes, pero me permito agregar un componente mas que suma al “gran poder adquisitivo” que muestran las vacas y carnes de otras categorías para integrar el destino China mayoritariamente y otros destinos externos, por el formidable “rulo del dólar blue” con un gap de 60/70 % entre la cotización del oficial y el paralelo. Un negocio que se empieza poniendo una oficina en Montevideo y después vemos la operatoria industrial y comercial. Se entiende el poder de compra así ?
    Nadie puso sobre esta mesa de epístolas varias ningún comentario sobre el particular sobre el accionar de algunos Productores, Consignatarios y Exportadores a la hora de comercializar ganados. Es como el tango “se baila de a 2”.
    Que quede claro que lo manifestado no significa en absoluto una morigeración excusatoria para con la medida aberrante que tomo este aberrante gobierno de aberrantes funcionarios y permanentes aberrantes acciones políticas, económicas y sociales, en consonancia con su corrupción endémica histórica
    Saludos atentos
    El Tábano Ganadero

Dejar un comentario