Cómo manejar el ganado tras las lluvias en zonas afectadas por incendios

//Cómo manejar el ganado tras las lluvias en zonas afectadas por incendios

Cómo manejar el ganado tras las lluvias en zonas afectadas por incendios

2020-11-05T08:30:26-03:005 de noviembre, 2020|0 comentarios

Desde julio, el déficit hídrico y los incendios forestales afectan el arco noroeste de la provincia de Córdoba. Las recientes precipitaciones mejoraron la situación con recarga de agua en napas y el consecuente rebrote de las especies vegetales. En este contexto, desde el INTA destacan la necesidad de reorganizar la empresa ganadera a fin de reducir al mínimo las pérdidas.

Para Miguel Barreda –referente del área de desarrollo rural del INTA Cruz del Eje, Córdoba–, es “clave” reorganizar la hacienda, la alimentación y el sistema de producción para minimizar los daños. Entre éstos, se destacan los que afectan a los animales directamente, como lesiones y quemaduras o hasta su muerte, como de la infraestructura predial y hasta el daño total o parcial del pastizal natural o del bosque nativo.

Una alternativa rápida consiste en trasladar la hacienda a un campo o establecimiento cercano con abundante forraje, asegurándose de segmentar el rodeo según los requerimientos nutricionales y poner a los animales en lotes distintos. “Otra opción es enviar la hacienda a un feedlot en hotelería y realizar una operación de mantenimiento”, detalló el especialista de Córdoba.

Entre las estrategias viables que permiten reducir el riesgo de pérdidas, Barreda recomendó considerar “la venta anticipada de parte del rodeo, lo que habilita contar con capital disponible para la compra de materiales e insumos para alimentar y mantener a los animales seleccionados para permanecer en el campo de cría”.

A su vez, se refirió al destete precoz como una “herramienta importante que se puede emplear en terneros que tengan más de 70 días y 60 kilogramos de peso vivo”. De esta forma, se puede recriarlos en corral hasta su venta y dejar que las madres ganen condición corporal.

Otra opción puede ser combinar la venta anticipada y complementar con suplementación estratégica, lo que ayuda a reducir la carga animal y hacer sostenible la situación.

En este punto, Barreda detalló que la suplementación con alimento balanceado para pastoreo debe ser del 0,8% del peso vivo y en confinamiento del 1,5% aproximadamente, y debe cubrir los requerimientos diarios del animal. En el caso que incluya maíz, es necesario de una etapa de acostumbramiento de por lo menos diez días, para evitar problemas de acidosis ruminal.

Con respecto al crecimiento de pastizales, el investigador subrayó que es un factor clave que, claramente, dependerá de las precipitaciones. “Es preferible vender a que los animales pierdan peso a niveles extremos”, indicó Barreda quien agregó que, además, “reducir la carga animal favorece el rebrote y persistencia del pastizal, evitando la erosión del suelo”.

b

Dejar un comentario