Acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y EFTA

//Acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y EFTA

Acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y EFTA

2019-08-30T09:27:35-03:0030 de agosto, 2019|0 comentarios

Esta semana se anunció la finalización de las negociaciones comerciales entre el Mercosur y el EFTA, a menos de dos meses de haberse llegado a un acuerdo entre el bloque sudamericano con la Unión Europea.

EFTA está integrado por Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, que no son muy populosos pero que tienen un ingreso per capita muy alto, de casi USD100 mil por año. Estos mercados, por cuestiones históricas y de estrecho relacionamiento comercial con la UE, son muy cerrados en materia de comercio agropecuario.

Es un nuevo avance muy ponderable por parte del Mercosur, que está quebrando su tendencia aislacionista sostenida a lo largo de casi toda su existencia.

Es muy posible que las mayores ventajas del acuerdo vengan por el lado de las inversiones más que del comercio. Suiza es un importante origen de la inversión extranjera directa en el mundo y Noruega posee el mayor fondo de inversiones soberano, que se alimenta de la renta petrolífera.

La carne vacuna

En la materia específica de la carne vacuna, se han logrado algunos avances, que no son cuantitativamente muy relevantes pero no dejan de carecer de interés.

Suiza otorgó 3.000 toneladas para el bloque del Sur, libres de arancel, desde el mismo momento de la vigencia del acuerdo. Además, reduce a cero el arancel de la cuota OMC, que es de 22.500 t que están gravadas al 29%. De esta manera, la competitividad de estos cuatro países mejorará en esta medida frente a los demás competidores.

Noruega dispondrá de una cuota de 666 t para los cuatro países sin arancel. Por otro lado, dará una preferencia del 10% sobre un arancel extracuota casi infinito, con lo que esta última ventaja se puede considerar inexistente.

Islandia bajará su arancel OMC al 50% para los países del Mercosur.

Si bien se trata de cantidades más que modestas, alcanza a los cortes de mayor valor.

Por ejemplo, la Argentina exportó 430 toneladas a Suiza en 2018, cantidad similar al promedio 2014-2016, a un precio medio de USD 13 mil la tonelada. No tiene registros hacia los otros tres mercados.

Brasil exportó 135 t a Noruega a USD 15 mil de promedio en 2017, sin registros hacia Suiza ni los otros dos.

Uruguay exportó unas 600 t por año a Noruega a unos USD 13 mil cada una y menos de 100 t para Suiza a sólo USD 4.000 la tonelada.

Paraguay registra 1300 t hacia Suiza en 2018, con valores de casi USD 10 mil para el enfriado, siendo así el principal exportador de la región, en volumen.

El principal impulso al comercio de carnes debería provenir de la nueva cuota desgravada de Suiza así como de la mejor competitividad que estos países tendrán para participar de la cuota OMC de la misma Suiza, de la que hasta hoy sacan muy poco provecho.

A pesar de este bajo impacto sobre la cadena de carnes del Mercosur, creemos que tras la firma de este acuerdo, la economía de nuestros países se verá beneficiada.

Dejar un comentario