Actualizan el efecto pandemia en los márgenes ganaderos

/, Mercados/Actualizan el efecto pandemia en los márgenes ganaderos

Actualizan el efecto pandemia en los márgenes ganaderos

2020-08-20T08:19:56-03:0020 de agosto, 2020|13 comentarios

Desde que irrumpió la pandemia del coronavirus, aspectos macroeconómicos como el aumento del tipo de cambio y la variabilidad del precio de los commodities modificaron drásticamente los resultados de los sistemas ganaderos, dejando algunos mejor posicionadas que otros. El estudio Elizalde & Riffel actualizó los márgenes de la cría, recría-terminación a corral y feedlot comparando distintos planteos y períodos (marzo, mayo y julio 2020 vs marzo 2019) con la idea de seguir de cerca la evolución del negocio y contribuir a la toma de decisiones de los empresarios.

El escenario 

El primer punto analizado fue el cambio de precios relativos de algunas variables que afectaron al negocio ganadero, durante las fases en estudio: mayo y julio con respecto a marzo de este mismo año.

Se puede observar que en los últimos meses el tipo de cambio y el precio del ternero amentaron en mayor magnitud que el maíz y la hacienda terminada, tanto terneros gordos como novillos. Esta variación, que hace a la relación compraventa y a los costos de alimentación, tiene un efecto más o menos significativo sobre los resultados económicos según el tipo de actividad y su grado de intensificación.

En la cría 

Para analizar esta actividad se consideró un planteo con una carga de 0,7 EV/ha, un porcentaje de destete del 80%, que se realiza en marzo-abril, con venta del ternero excepto la reposición. Se lleva a cabo en campos bajos de la Cuenca del Salado con algún grado de mejora en base a promociones de raigrás.

Durante este año, tal como muestra el gráfico, los resultados económicos de la cría mejoraron en forma significativa (marzo 2020 vs marzo 2019) e incluso se vieron más favorecidos durante los últimos meses (julio 2020) por el aumento en el precio del ternero.

Recría y terminación

Para estas etapas se tomaron tres modelos diferentes. Uno hace recría en campo bajo (mejorado con promociones de raigrás y verdeos de invierno) y terminación a corral. Otro  recría en campo de loma, sobre pasturas de alfalfa, hasta los 320 kg y termina a corral con 430 kg. El tercero recría a corral con silo de maíz hasta los 300 kg y luego cambia a ración de terminación hasta los 410 kg.

Todos los modelos de recría-terminación muestran una caída en los resultados económicos durante este año, a tal punto que son neutros o dejan de ser viables con la relación de precios actuales (julio 2020). Los que incluyen una etapa de recría a pasto (promociones de raigrás o pasturas base alfalfa) y luego terminan a corral logran resultados económicos muy bajos aunque positivos. En contraposición, los de recría mas intensivos, en base a silo de maíz (planteos con mayor carga/ha), generan quebrantos.

Feedlot sin recría previa

Con respecto al feedlot de terminación se analizaron dos alternativas. Ambas compran terneros de 180 kg y los venden como novillitos livianos con 320 kg, en un caso engordando con maíz propio, considerado según precio de venta menos gastos comerciales. El otro, con maíz comprado, toma el grano a valor precio lleno de pizarra Rosario.

Los planteos de engorde a corral fueron los más afectados debido a los cambios de precios relativos ocurridos a partir de marzo de 2020 en adelante, lo que generó una relación de compraventa muy desfavorable.

Para reflexionar

La cría fue la única actividad beneficiada por la variación de los precios relativos desencadenada por la pandemia, mientras que todos los planteos de recría-terminación y engorde a corral se vieron afectados, en mayor o menor magnitud, dependiendo del grado de intensificación de los mismos.

Esto se debe a que el precio del ternero subió el 35% en este período mientras que la hacienda gorda registró incrementos del orden del 4%. Este fenómeno no responde a variables del negocio en sí mismo, sino a otros factores, como incertidumbre, emisión monetaria y aumento del dólar blue que lleva a los productores a tomar coberturas y quedar calzados en hacienda.

La recuperación de los márgenes de los modelos más castigados dependerá de la mejora de los precios de la hacienda gorda hasta el momento de venta. Es decir, habrá que esperar tres meses en el caso del feedlot sin recría y un año en los de recría y terminación a corral para saber si los valores logran reacomodarse y en qué medida lo hacen.

Por: Ing. Agr. Juan C. Elizalde, Ph.D.
Ing. Agr., M. Sci. Sebastian L. Riffel

Redes: @elizalderiffel

13 Comentarios

  1. tiso agosto 20, 2020 at 1:05 pm - Responder

    tengo Vaq de 1,5 año, no tengo como mantener (lo único un Rollos de Maiz de 2 años ) no consigo Capitalizar y tampoco campo para alquilar y con los valores de la del. F.Lot es pérdida MUY importante. LAS vendo, estan en C.C. 5 en 10 puntos. Atte.

  2. Pablo Agustin Trabucco agosto 20, 2020 at 1:52 pm - Responder

    Muy interesante aunque faltaria el complemento de Info en dolares/cabeza ya que permite visualizarlo mejor sobretodo cuando hay mayor proporcion de productividad sobre corrales de encierres donde el parametro ha deja de tener significancia

    • Sebastián Riffel agosto 20, 2020 at 3:23 pm - Responder

      Hola Pablo, muchas gracias.
      El análisis completo donde se presentan los resultados por cabeza se puede ver en la presentación del 7mo Congreso Ganadero Rosario en el siguiente link: https://youtu.be/toxMrDeXi3U
      Saludos, Sebastián.

  3. Marcelo Girolami agosto 20, 2020 at 2:31 pm - Responder

    La volatilidad y la incertidumbre reinan, Seba.
    Nadie puede proyectar ningún sistema productivo serio así.
    Somos un país en pausa.

    • Sebastián Riffel agosto 20, 2020 at 3:26 pm - Responder

      Hola Marcelo, si la verdad que es muy difícil trabajar asi.
      Al contexto mundial de este año por efecto de la pandemia le tenemos que agregar el nacional que es mucho pero (emisión monetaria, cepo al dólar, incertidumbre total….etc).
      Abrazo

  4. Guido Passeggi agosto 20, 2020 at 6:08 pm - Responder

    Muy interesante, el problema es la encerrona a la que estamos sometidos. Se hacen previsones pero no se pueden cumplir. No obstante los que tienen el ternero y el maíz tardan más en salir y pueden interrumpir sin perder mucho. Son sistemas que llevan su tiempo y entre medio suceden muchos imponderables. Por ejemplo ahora se agrega la sequia

  5. Fernando Grippaldi agosto 20, 2020 at 6:29 pm - Responder

    Y a los que hace recría y terminación en feedlot, hay que sumarle el aumento de la soja (grano/expeller) y del maíz, que achica mucho más el margen, es decir: agranda la negatividad.
    Muy buena la nota como siempre.
    Imagino esta situación como el juego de la música y la silla: Pero cuando la música se corte . . . No va a haber silla y si 44.000.000 de personas queriéndose sentar.

    • Augusto Giuliani agosto 27, 2020 at 12:33 pm - Responder

      Estimados.
      Hago un par deconsultas.
      1) En qué proporción se contrajo el engorde a corral en nuestro país en lo que va del año 2020?
      2) Los feedlot de gran escala, comparados a los de mediana y pequeña escala, continúan manteniendo el mismo stock de animales encerrados o también lo han disminuido y en qué proporción? Y, cómo se desenvuelven si la rentabilidad es negativa?

  6. Walter agosto 20, 2020 at 9:25 pm - Responder

    Coincido totalmente con la información de la nota. Aunque creo según mis números que el panorama es un poco peor aún, en cuanto a recria y engorde a Corra que es mi actividad.
    Debo felicitar al Redactor y editor de la nota. No abunda en este tipo de información y con tal nivel de detalle.

  7. Hugo Rom agosto 21, 2020 at 12:19 am - Responder

    Excelente nota. A este feo panorama se suma la sequia y la escases de verdeos de campo. En mi explotacion estamos usando el forraje en grano, para sostener con vida al rodeo. Son gastos extraordinarios cuyo unico correlato de ventaja sera disminuir la tasa de abortos y muertes previas al parto.

  8. Joaquín Mayoraz agosto 21, 2020 at 1:41 pm - Responder

    Excelente la información. No nos olvidemos que es una foto actual. Veremos cómo termina la película cuando vendamos los novillos gordos en el otoño del 2021.Slds.

  9. Carlos K agosto 22, 2020 at 12:51 am - Responder

    Hay varios factores que creo pueden estar generando estar distorsiones de precios relativos
    A lo que todos comentan del efecto scares los pesos en activos que puedan tener a mediano plazo una correlación o corrección a Valle dólar real ( blue/mep/CCL) apostando a que va a ajustar
    B los planteos productivos ya planificados obligan a muchos a poblar con terneros
    C la retención de todo lo que la seca y el maíz barato permita a criadores , recitadores y engorda dores
    C los últimos eslabones de la cadena ( consumo y en especial exportación ) seguramente manejan otros márgenes q permiten distorsiones
    D los que han perdido su fuerte son todos los que se vieron obligado a vender gordo a precio relativo bajísimo contra ternero/dólar real etc
    La única estrategia defensiva que aun queda es
    Comprar combustible , maíz o retener lo max posible a pasto o pasto suplantado categorias que antes iban a encierr/vta hasta que el valor de gordo permita reponer
    Tal vez la seca provoque que Parte de los terneros retenidos aparezcan y baja el liviano y sino es de esperar que prontamente el gordo suba , la tasa de interés negativa y el riesgo de mantenerse en pesos y los recriadores que q tendrán pasto en 30/60 días.
    Tal vez en lugar de terneros a estos calores convenga comprar enrrolladoras ….

  10. leo agosto 23, 2020 at 8:44 pm - Responder

    Excelente nota.

Dejar un comentario