26 de Septiembre del 2017

31-08-2013

Midiendo el pasto con satélites

 

Un programa de seguimiento forrajero, basado en datos de cortes y sensores remotos, ofrece a los ganaderos el monitoreo mensual de la productividad de cada lote de su campo. Una herramienta sencilla y accesible para asignar la carga acotando riesgos. Por Liliana Rosenstein.

Midiendo el pasto con satélites

Mediante un convenio con el Laboratorio de Análisis Regional y Teledetección del CONICET que funciona en la Facultad de Agronomía de la UBA (LART), el Movimiento CREA brinda información a los productores, sean o no miembros de la organización, sobre el crecimiento de los pastos. El Programa de seguimiento forrajero se inició hace unos años a partir de una inquietud de los diez empresarios del grupo CREA Lamadrid, Buenos Aires, dedicados al ciclo completo pastoril.

04- Fernando Pacin

Fernando Pacín, CREA Lamadrid.

“Nuestro principal negocio es producir carne. El 95% se hace en base a pasto, pero la productividad de este recurso es muy variable y dificulta la planificación y el presupuesto del planteo. Para nosotros, es muy importante saber cuánto crece el pasto y cuál es la frecuencia de los malos desempeños por sequía o inundación. Por eso, hace unos años empezamos a medirlo”, dijo Fernando Pacín, ganadero y asesor del CREA Lamadrid.

Del corte a la información satelital

“La cosa fue así: allá por 2001, hicimos un plan de monitoreo a tres años en ocho potreros, con distintos recursos forrajeros. Invertimos mucho tiempo: hacíamos cortes y usábamos mucha tijera, mucha balanza. Así, se generó una base de datos importante con registros mensuales de cada sitio, que intentábamos extrapolar a las 40 mil hectáreas de la zona”,  recordó Pacín.

El CREA Lamadrid había iniciado esa tarea sin saber que por entonces la NASA había puesto en órbita un satélite meteorológico, el Modis, que permite estimar la productividad del forraje a partir de la energía que éste absorbe. “Cuando nos enteramos, en 2003, surgió la posibilidad de enlazar nuestros datos con las lecturas satelitales y fue buenísimo. Entonces, dijimos: ‘listo, no cortamos más pasto’. El satélite nos podía decir gratuitamente cuanto crecía el pasto en toda la zona y no sólo en los ocho puntos que medíamos con tanto esfuerzo. Así, el laboratorio de la FAUBA nos empezó a brindar la información. Y como la cosa funcionó, se difundió al resto de los grupos”, relató.

Luego se hizo un convenio entre CREA y el LART y, con el tiempo, como el laboratorio tenía que seguir con sus investigaciones, capacitaron gente del Movimiento, que hoy presta el servicio a todos los productores que lo solicitan.

En la práctica

“Cuando uno conoce la zona desde hace varias generaciones, no comete errores muy graves en la asignación de carga. Si un productor sabe que toda la vida su campo llevó bien 220 vacas, entiende que 300 no caben y que con 100 le sobrará pasto. Ahora, cuando uno dice ‘¿por qué no 250?, surgen las dudas: ‘¿cada cuántos años me voy a quedar sin pasto?’ y ‘¿qué riesgos estoy asumiendo?”, planteó Pacín.

Para hilar mas fino hace falta información objetiva. “Si uno sigue la productividad desde hace 20 años y le fue mal en los últimos tres, hace planes más conservadores que si le fue bien. Deberíamos guiarnos por el promedio histórico pero en la cabeza tienen más peso los sucesos recientes, la memoria no es buena en materia de estadísticas. Ahora, tenemos los datos y eso nos cambió un montón”, aseguró.

Las planillas de seguimiento forrajero que brinda CREA detallan la tasa de crecimiento del pasto de cada potrero del campo, sea una pastura, un verdeo o el campo natural, expresada en kilos de materia seca por ha y por día. “Figuran los datos de todos los meses de los últimos diez años, lo que nos permite hacer comparaciones entre campañas”, explicó.

Uno de los diferenciales de la herramienta es que posibilita cuantificar el riesgo. “Con esa cantidad de vacas, me voy a quedar sin pasto una vez cada diez años y tendré que comprar fardos y maíz.  Así, puedo evaluar si estoy o no dispuesto a asumir el riego. Es algo buenísimo, nunca antes lo habíamos podido hacer”, aseveró.

El servicio también contribuye a presupuestar los forrajes, mes a mes. “Por ejemplo, si queremos saber cuántos terneros podemos poner en un potrero el mes que viene, es posible proyectar la tasa de crecimiento para ese momento, en base a los datos de últimos diez años. Así, podemos hacer una asignación de carga mucho más eficiente que si nos manejáramos a ojo”, subrayó.

Para Pacín, la información también es clave para los empresarios que invierten en una nueva zona. “Si uno compra o alquila un campo y no lo conoce, está más expuesto a cometer errores. Ahora, si uno sabe cuanto creció el pasto, porque el satélite lo estuvo visitando en los últimos diez años, arranca con un nivel de precisión como si lo hubiese conocido de toda la vida”, argumentó.

En resumen, el seguimiento forrajero es una herramienta muy útil, sencilla de utilizar y económica. “Permite trabajar con el pasto, que es un recurso muy inexacto, con un nivel de precisión mucho mayor y ello contribuye a la eficiencia del planteo ganadero”, concluyó.

Por Liliana Rosenstein, Editora de Valor Carne.

Para solicitar información de su campo

Los costos del servicio del Programa de seguimiento forrajero dependen de la región ganadera y superficie de relevamiento. En la región pampeana, por ejemplo, la tarifa base es de $2,15/ha/año hasta 1.750 ha, reduciéndose para superficies mayores. El resto de las regiones tienen un costo menor.

Consultas: María Cruz De Angelis, mdeangelis@crea.org.ar.

Próximamente, Martín Oesterheld, del LART, explicará el proyecto de Observatorio Forrajero que llevan adelante la FAUBA, el INTA y el Movimiento CREA.

 

12 Comentarios

  1. Muy interesante. Sería bueno conocer experiencias concretas de manejo de cargas utilizando ésta tecnología.

    • Muchas gracias Luciano. Según lo informado por el programa de seguimiento forrajero de CREA, hay unos 300/350 campos que utilizan el sistema distribuidos en las regiones sudoeste, sudeste, mar y sierras y oeste de Buenos Aires, NOA, litoral norte, litoral sur y semiárida en Argentina. También se lo utiliza en Uruguay.
      En respuesta a tu inquietud tomaré contacto con algunos de esos ganaderos para que cuenten su experiencia en próximas ediciones de Valor Carne.

      Saludos,

  2. Liliana:
    El informe que generaran es a partir del convenio o tambien te informan el historico.- Me interesa, el campo es en cercanias de De La Garma, A.Gonzales Chaves, Buenos Aires.
    Me interesaria las condiciones de la suscripcion.-
    Saludos

    • Buenas tardes Julio: el servicio aporta los datos de la serie histórica desde que el satélite visita la zona. Le sugiero que para obtener la información de su campo y suscribirse al sistema tome contacto con María Cruz De Angelis mdeangelis@crea.org.ar del Proyecto de seguimiento forrajero del Movimiento CREA. Saludos,

  3. Quisiera saber las condiciones de la suscripción para la zona de Ituzaingo (Pcia de Corrientes) y también si dan los datos históricos ?

  4. Buenas tardes Aníbal:

    también en este caso, le sugiero que tome contacto con María Cruz De Angelis mdeangelis@crea.org.ar del Proyecto de seguimiento forrajero del Movimiento CREA.

    Muchas gracias por escribirnos.
    Saludos,

  5. Liliana, muy interesante el informe, te queria preguntar si tenias informacion sobre algun productor ganadero que usa este sistema en la zona de Roberts, Pcia de BsAs o cerca de Lincoln, de la misma provincia.

    Me interesaria poder contactarme con dichos productores.

    Muchas gracias!

    Alfredo

    • Buen día Alfredo:

      la información específica de su zona debe consultarla con el Programa de seguimiento forrajero de CREA. En el próximo número de Valor Carne habrá testimonios de ganaderos usuarios del sistema.

      Muchas gracias por escribirnos.
      Saludos,

  6. Liliana un gusto conocerlos, muy buena la web, me interesa saber a qué zonas del país llega. Saludos.

    • Buenas tardes, Luis:

      Gracias por tu comentario.

      El alcance es amplio ya que los sensores remotos registran datos de todo el país.

      Te recomiendo que leas la nota “Información satelital para campear la seca” que está en nuestra sección protagonistas. Ahí, un ganadero del impenetrable chaqueño cuenta su experiencia.

      Saludos,

  7. Liliana, que tal? Te comento que para la zona de la Cuenca del Salado en la Prov. de Bs As para los productores que forman parte del Proyecto de Cambio Rural, el MAGyP con el INTA hicieron un convenio y le brindan el servicio por segundo año consecutivo a los asesores y productores. Tal vez puedan contactar usuarios que comenten la experiencia.
    Saludos
    Gracias

    • Estimado Pablo, muchas gracias por tu aporte. Vamos a tratar de ponernos en contacto con productores del área.
      Saludos

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *