20 de Agosto del 2017

20-04-2017

El stock argentino creció en 800 mil cabezas a 2017

 

A marzo, ya supera las 53 millones. Las mayores subas se dieron en Santiago del Estero, Salta, Buenos Aires y La Pampa. Las vaquillonas lideraron la mejora, abrigando expectativas de retención, mientras que los novillos fueron los únicos en retroceder, una asignatura pendiente. Por Miguel Gorelik, Director de Valor Carne.

El stock argentino creció en 800 mil cabezas a 2017

El stock vacuno argentino alcanzó a 53,4 millones de cabezas, mostrando un incremento de 800 mil animales (1,4%) en relación a un año atrás. Los datos surgen del relevamiento al 31 de marzo que el Senasa realiza de forma ininterrumpida desde 2008.

La cifra es superior en 2 millones a la de 2015 y en 5,4 millones a la de 2011, año con las existencias más bajas en esta serie de 10 años.

Además, este es el sexto año seguido con crecimiento (a excepción de la caída de 200 mil cabezas en 2015), y desde el piso de 2011 la mejora ronda las 900 mil cabezas por año, alrededor del 2% del stock.

Por provincia

De acuerdo a la estimación del Senasa, hay 11 provincias con más de 1 millón de cabezas, las que acumulan el 95% del stock total.

Entre éstas, Buenos Aires que tiene el 34% del total nacional, creció 4% desde marzo de 2016. También aumentaron los rodeos de Córdoba, 2%; La Pampa, 4%; Formosa, 1%; San Luis, 3%; Santiago del Estero, 6%; y Salta, 5%.

Con bajas en su stock aparecen Santa Fe, 2%; Corrientes, 5%; y Entre Ríos, 3%; mientras que Chaco no mostró variaciones.

La fuerte caída de Corrientes y el aumento de Córdoba provocaron que ésta pasara a ser la tercera provincia en importancia, intercambiando su lugar con el distrito mesopotámico.

Por categoría

El stock de vacas creció el 2% a nivel nacional. Entre las 11 provincias con mayor rodeo, las mismas que redujeron sus existencias totales son las que muestran menos ejemplares de la categoría. Las de mayor aumento son La Pampa, Santiago y Salta, con el 5%.

El número de terneros y terneras, segunda categoría en importancia, se mantuvo estable a nivel nacional. La mayoría de las provincias importantes lo redujo, encabezadas por Corrientes que mostró una merma de 7%. Salta y Santiago fueron las que más aumentaron, con 10% y 6%, respectivamente. Buenos Aires aumentó 2%.

En vaquillonas, tercera categoría en número, hubo un crecimiento de 3% a nivel nacional. De las principales provincias, las que más aumentaron fueron La Pampa, San Luis y Buenos Aires, con 11, 10 y 9%, respectivamente. Chaco, con -4%, tuvo la principal caída.

Los novillitos incrementaron su número en el país en 2%. Los aumentos los encabezaron San Luis y Chaco, con 16 y 14%, en ese orden; seguidas por Buenos Aires y Santiago del Estero, con 11%. En Corrientes se dio la principal caída: 12%.

Finalmente, la categoría novillos redujo su número en el año. Y fue la única que tuvo un movimiento negativo a nivel nacional.

Santiago y Córdoba fueron las que mostraron los mayores aumentos, con 10 y 6%. En la Mesopotamia, Entre Ríos y Corrientes vieron reducir su número, con 9 y 8%, respectivamente.

El porcentaje de pariciones, comparando la cantidad de terneros con la de vacas del año anterior, muestra un muy magro 61,5%, un dato que requiere un análisis pormenorizado.

Conclusiones

En los últimos 12 meses se anotó un crecimiento del stock moderado pero que genera entusiasmo y sucedió virtualmente por sexto año consecutivo.

En esta carrera, se destacaron Santiago del Estero con el 6%, Salta con el 5% y Buenos Aires y La Pampa con el 4%.

El aumento del número de vaquillonas, a una tasa que fue el doble de la de vacas permite abrigar la expectativa de una mayor retención.

Todavía falta ver crecer a la categoría novillo para ser más optimistas.

5 Comentarios

  1. Muy bueno el informe.

    • Esperemos recuperar nuestros mercados internacionales como exportadores de carne vacuna, además de abastecer nuestro consumo interno con precios accesibles.

    • Muchas gracias, Fernando.
      Es un comentario muy alentador.
      Cordiales saludos. Miguel Gorelik

  2. Tendríamos que volver al viejo sistema de exportación, cuando exportábamos el cuarto pistola a precio dolar y consumíamos en el mercado interno el resto de la media res a la mitad de precio. También habría que reeducar el paladar al novillo pesado, que para mi no hay nada mejor, gracias por el espacio.

    • Estimado Alejandro:
      Conceptualmente estoy de acuerdo. Quizás en la actualidad, con un mercado internacional más variado y sofisticado, sea más cierto que nunca que la gracia es vender cada corte (y no sólo cada cuarto) en aquella plaza que ofrezca mejores condiciones, tanto referido al exterior como al mercado interno. Para mejorar este enfoque, se requiere el acceso irrestricto a todos los mercados, tanto en materia sanitaria (aquí todavía hay un tercio del mercado mundial al que no tenemos llegada) como en materia arancelaria, para lo que necesitamos que el Mercosur labre los acuerdos comerciales que nos quiten las desventajas que tenemos con muchos competidores.
      Con respecto a la necesidad de reeducar el paladar de los consumidores, me parece que la tarea no es tan complicada. En primer lugar, no hay que olvidarse que la carne de vaca constituye un porcentaje importante de lo que consumimos los argentinos. Y que hasta hace 15 años, con la excepción del nicho ocupado por el ternero bolita, la demanda interna consumía la carne de novillos más pesados sin dejar de pensar que la nuestra era la mejor carne del mundo. Y en 15 años no se producen cambios culturales de semejante magnitud.
      Me parece que el problema de la demanda de carne de animales jóvenes y livianos está más ligada a ciertos centros de consumo y a sectores de mayor poder adquisitivo, que seguirán demandándola, sin que por eso tenga que afectar la estructura productiva ganadera que hoy, por la influencia de muchos años de políticas adversas, está sesgada.
      Muchas gracias por su aporte.
      Cordiales saludos.
      Miguel Gorelik

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *